Dieta para adelgazar, ¿nos la saltamos muy a menudo?

Las dietas para adelgazar es un tema de total actualidad en nuestra sociedad. Los cambios en los hábitos en la alimentación, favoreciendo el comer alimentos que engordan  por ser ricos en grasas saturadas y tener estilos de vida sedentarios, han propiciado que muchas personas tengan sobrepeso y la obesidad.

Saltarse la dieta

¿Por qué fracasan las dietas?

El seguimiento de dietas para perder peso suele llevar asociado un alto porcentaje de fracaso. Según la “Encuesta XLS Medical sobre los factores de éxito y fracaso en el intento de adelgazar” realizada en 2014 por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) en colaboración con XLS Medical, el 81% de los españoles fracasa al hacer una dieta.

Además, la encuesta reflejó que un 76% de de la población no se encuentra satisfecha con su peso y quieren adelgazar, lo que fomenta el seguimiento habitual de dietas. En muchas ocasiones, estas dietas de pérdida de peso no cuentan con el asesoramiento de un especialista, por lo que pueden conllevar riesgos para la salud. Solo el 35,1% de las personas encuestadas que han querido bajar de peso habían consultado previamente a un profesional médico.

La recaída en las dietas

Los resultados de este estudio evidencian que tras el fracaso y la recaída de las dietas se encuentran diversos factores como la falta de constancia y de motivación y la imposición de metas demasiado ambiciosas. Hay que tener cuidado, porque este fracaso puede acarrear una insatisfacción personal que produzca el llamado efecto rebote o el abandono del tratamiento, dos condiciones que no están exentas de riesgos. 

Respecto a la conclusión de una dieta con éxito, la mayoría de los encuestados destacaba que la constancia (85%), la motivación (58%) y el deporte (51%) eran los factores clave para conseguir el objetivo marcado.

Información sobre tratamientos para adelgazar

Recomendaciones para evitar saltarse la dieta

La Academia Americana de Médicos de Familia recomienda que para bajar de peso no se debe seguir una dieta temporal, si no que se deben implantar cambios en el estilo de vida que incluyan hábitos alimenticios saludables y ejercicio regular, para mantener así el peso ideal. De esta forma se evita el seguimiento de dietas en momentos puntuales que están abocadas al fracaso o que propician un efecto rebote.

Para conseguir estos objetivos, la OMS recomienda limitar la ingesta de grasas y de azúcares, aumentar el consumo de frutas y verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos, realizar una actividad física periódica, y rodearse de un entorno favorable.

Según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, es recomendable seguir el patrón de dieta mediterránea ya que, además de proporcionar una dieta apetitosa y adaptada a nuestras costumbres, ayuda a prevenir el desarrollo de numerosas enfermedades crónicas como la diabetes o la obesidad. Además, no nos podemos olvidar que el asesoramiento de un especialista es clave para poder conseguir perder peso con la dieta adecuada que nos propongan.