Reducción de estómago sin cirugía, ¿es posible?

Los tratamientos y técnicas para tratar de perder peso son variados y van desde la aplicación de dietas  para adelgazar rápido hasta intervenciones  de reducción de estómago.

En los últimos años, se están viendo los problemas de problemas de salud que se relacionan con la obesidad en la población, tal es así que la Organización Mundial de la Salud valora en cifras de epidemia mundial y está promoviendo el desarrollo o el perfeccionamiento de técnicas menos invasivas que la cirugía bariátrica, en concreto, aquellas que llevan a cabo reducción de estómago por vía endoscópica como opciones para perder peso

Reducción de estómago sin cirugía

Beneficios de las técnicas de reducción de estómago sin cirugía

El principal beneficio de las técnicas de reducción de estómago sin cirugía es que se tratan de técnicas poco invasivas y más seguras, en comparación con la cirugía bariátrica. Gracias a ello, se reducen las complicaciones asociadas a estas técnicas así como el tiempo que dura la intervención y el periodo de hospitalización.

El fundamento de estas técnicas es sencillo, ya que buscan que el paciente consiga saciarse antes con la comida y de esta manera coma menos, de tal forma que si este tratamiento se acompaña de un programa de dieta para adelgazar y ejercicios recomendado por los especialistas, se consigue una pérdida de peso considerable y mantenida en el tiempo al cambiar el paciente su estilo de vida hacia un estilo más saludable.

Tipos de técnicas de reducción de estómago sin cirugía

Existen dos técnicas de reducción de estómago que se realizan por vía endoscópica, el Método POSE y el  Método Apollo.

1. Método POSE:

  • El Método POSE  (Primary Obesity Surgery Endoluminal o Cirugía Primaria Endoluminal de la Obesidad), es una técnica de reducción de estómago sin incisiones que se realiza por vía endoscópica oral.
  • Con esta técnica se logra perder peso  gracias a la realización de unos pliegues en el fundus gástrico, que reducirán el tamaño original del estómago, y propiciarán una estimulación prematura de la sensación de saciedad, con una ingesta de alimentos menor.
  • El Método POSE se realiza bajo anestesia general y la intervención dura aproximadamente 40 minutos. El periodo de hospitalización no suele superar las 24 horas, o incluso puede realizarse un ingreso ambulatorio, dado el bajo riesgo asociado a esta técnica. Al no realizarse incisiones, no se requerirá un cuidado de heridas ni quedarán cicatrices tras la intervención, por lo que el periodo de recuperación también es más corto y menos molesto que con cirugías mayores.
  • El Método POSE está indicado, según los expertos, en personas con un índice de masa corporal (IMC) superior a 30, aunque debe ser el especialista en cada caso quien determine qué técnica es la más  adecuada.

reduccion-estomago-nov2016

2. Método Apollo:

  • El Método Apollo o gastroplastia vertical endoscópica o Endosleeve es una novedosa técnica de reducción de estómago sin incisiones que supone una capacidad restrictiva mayor (60-70%) que otras técnicas endoscópicas como el POSE. Mediante esta técnica se llevan a cabo varias suturas en la cavidad interna del estómago, lo que provoca la reducción del tamaño del mismo. La técnica requiere anestesia general y dura alrededor de 45-60 minutos.
  • Al tratarse de una intervención de bajo riesgo, el período de hospitalización suele ser de unas horas y la recuperación es mucho más rápida y menos dolorosa que con la cirugía bariátrica, ya que el paciente puede retomar su actividad normal en 1 o 2 días.
  • El Método Apollo está indicado principalmente en personas con IMC entre 30 y 40 o en aquellas que requieran perder entre 15 y 35 kilos y que han fracasado previamente con otros tratamientos como dietas o balón intragástrico. También está indicado en personas que no quieran someterse o tenga contraindicación para la cirugía bariátrica. En cualquiera de los casos, será el especialista quien valore las opciones más adecuadas.