Si deseas combatir la Celulitis, flacidez, acné resistente, eliminar la papada, o hacerte un rejuvenecimiento facial… es importante que sepas qué es la carboxiterapia, aunque puede que se les vayan uniendo algunas más.

Liposuccion

¿Qué es la carboxiterapia?

Consiste en la administración cutánea o subcutánea de dióxido de carbono (CO2) con el fin de mejorar las zonas tratadas.

La carboxiterapia aporta luminosidad a la piel

La primera vez que se administró fue en 1932 en un balneario francés, y desde entonces se ha extendido y mejorado su uso.

La experiencia con la carboxiterapia avala la técnica en la mejora de la elasticidad de la piel, de la circulación y la estimulación de la reparación del colágeno.

Y es que el dióxido de carbono es un elemento natural necesario para el organismo. Ten en cuenta que respiramos oxígeno y exhalamos dióxido de carbono. Por eso, es clave para estimular la producción de colágeno, que nos aporta elasticidad, luminosidad y salud a la piel; es parte necesaria de todo el proceso de nutrición cutánea. Y es que cuando las células sanguíneas están expuestas a altas concentraciones de dióxido de carbono, cambian su conformación, liberan las moléculas de oxígeno y recogen el dióxido de carbono para que podamos exhalarlo de nuestros pulmones

Resultados de la carboxiterapia

Con la carboxiterapia se obtiene un resultado similar, ya que con la inyección de pequeñas cantidades de dióxido de carbono debajo de la superficie de la piel, la ‘engañamos’ para aumentar la circulación de la sangre a esa zona y logramos mejorar considerablemente nuestro aspecto.

¿Cómo se administra el CO2?

Con una aguja muy fina que se introduce por debajo de la piel o en la piel. Se inyecta de forma continua y con la misma presión durante todo el proceso para controlar correctamente el volumen.

No suelen aparecer problemas en la zona donde se inyecta, puesto que es similar a una inyección normal. No debemos preocuparnos por si nos dará alguna reacción alérgica, ya que como hemos dicho el CO2 es un gas que producimos en el organismo y lo expulsamos al respirar.

No obstante, como siempre tenemos que dejarnos aconsejar por nuestro especialista. Es él quien mejor conoce nuestro problema y nos dará la solución más adecuada a nuestro caso para recuperar el aspecto perdido.

Deja un comentario

*