Son muchas las propiedades del té Matcha, que es una variedad de té verde mucho más suave y aromática. Tiene una textura en polvo molido y un color verde muy característico, muchos los consideran un nuevo superalimento.

El té Matcha es considerada la parte más pura del té verde, pues para obtenerlo, las hojas del té verdes previamente secadas, y a las que se les han retirado las venas y el tallo, se machacan hasta hacer de ellas un polvo fino.

Propiedades del té Matcha

Está cargado de antioxidantes

 El té verde y su variedad en polvo, contiene una gran cantidad de flavonoides, presentes en muchas plantas y vegetales, y que actúan como potentes antioxidantes en nuestro organismo, que actúan como escudo ante los radicales libres tan perjudiciales.

Otra de las propiedades del té matcha, es que contiene vitamina C, y su consumo habitual ayuda a fortalecer nuestras defensas y depurar el organismo eliminando líquidos y toxinas.

Favorece el buen funcionamiento digestivo e intestinal

El té matcha tiene una importante concentración de taninos, compuestos fenólicos presentes en muchas plantas, y qué favorecen el tránsito intestinal, lo que hace que su consumo sea también, un remedio natural si sufres problemas de extreñimiento.

Ayuda a mantener tu peso

Además de consumirse por vía líquida y por tanto, favorecer la eliminación de líquidos, sustituirlo por bebidas azucaradas o zumos procesados, te ayudará a sentirte saciado y beneficiarte de las propiedades del té matcha, sin sumar calorías.

Nos mantiene activos

El consumo de té matcha nos aporta energía y nos ayuda a mantenernos despiertos y activos, pues contiene cafeína, que además de despejarnos, mejora nuestro aguante físico a la hora de hacer ejercicio.

Reduce el colesterol y el azúcar de la sangre

 Su alto contenido en antioxidantes reduce el nivel de azúcar y colesterol y ayuda a bajar los triglicéridos en sangre. Por ello, su consumo también es recomendable para personas con diabetes, ya que no aumenta los niveles de insulina en sangre.

Cómo preparar té matcha

 El té matcha puede comprarse en herbolarios y su textura es en formato polvo, para prepararlo debes, primero poner una cucharada o dos del polvo de té matcha en un cuenco sobre el que debes verter un poco de agua caliente a unos 80º.

Después con un batidor, ya sea de bambú, como los originales de China, de metal o de madera, debes remover poco a poco para mezclar bien el polvo del matcha con el agua caliente, e ir aumentando el ritmo batiendo hasta conseguir hacer una ligera espuma.

Después vierte la mezcla en un taza sobre la que debes añadir más agua caliente para que, pasados unos minutos, cuando se enfríe un poco, tú taza de té matcha esté lista para consumir. También puedes añadir un poco de leche ya sea de vaca, soja, almendra, etc.

En qué casos no se puede tomar té matcha

 Aunque el consumo de té tiene muchos beneficios, no debemos olvidar que, al igual que el café, el té contiene cafeína, y su excesivo consumo diario puede ocasionar problemas a personas que sufren:

  • Estrés y desorden nervioso
  • Alergias a sus nutrientes.
  • Enfermedades renales
  • Enfermedades cardíacas
  • Problemas estomacales como úlcera o sangrado.

Por ello, es importante que si padeces estos o algún otro tipo de trastorno o enfermedad, consultes antes con un médico especialista que pueda analizar tu caso y confirmar si el consumo de té matcha es o no recomendable para tu salud.