Son muchas las propiedades de la avena, pues es uno de los cereales de mayor valor nutricional y capacidad saciante, lo que la convierte en un ingrediente estupendo para las dietas equilibradas y los planes de adelgazamiento.

¿Porqué es tan beneficiosa la avena?

Entre las propiedades de la avena, se encuentra que es muy rica en vitaminas, minerales, proteínas y aminoácidos. Por otra parte, su alto contenido en fibra hace que te sientas llena durante más tiempo, lo que ayuda a mantener el hambre a raya y evita el picoteo entre horas.

Nutrientes entre las propiedades de la avena

Si analizamos de cerca la composición de la avena, podemos encontrar los siguientes nutrientes:

Vitaminas del grupo b y vitamina E

La avena es un potente antioxidante que ayuda a proteger el sistema inmune y previene el envejecimiento celular.

Minerales

Calcio, fósforo, hierro, magnesio, potasio y zinc.

Hidratos de carbono de absorción lenta

El consumo de avena ayuda a controlar el nivel de glucosa en sangre y a mantener la sensación de saciedad.

Aminoácidos esenciales

Estos, presentes en este cereal, son los encargados del transporte y almacenamiento de los nutrientes en el organismo.

Beneficios para la salud

  • Entre las propiedades de la avena  está que mejora el tránsito intestinal y combate el estreñimiento..
  • Tiene efectos diuréticos y previene la retención de líquidos.
  • Permite controlar los niveles de glucosa en sangre, por lo que es un alimento conveniente para diabéticos..
  • Ayuda a prevenir la osteoporosis, gracias a su alto contenido en calcio.

¿Cómo incorporar la avena en nuestra dieta para el control del peso?

La mejor manera de beneficiarse de las propiedades de la avena es incorporar este cereal a tu desayuno.

Desayunar avena, no solo te ayudará a cargarte de la energía necesaria para afrontar la jornada, sino que además te ayudará a mantener la sensación de saciedad durante más tiempo, y llegarás a la comida con menos hambre y ansiedad. También te ayudará a no picar entre horas, lo que suele ser una de las tentaciones más difíciles de controlar durante la dieta.

banner_peso_saludable

Agua de avena

Otra forma de tomarla es haciendo agua de avena, para la que solo debes poner la avena en remojo con un poco de agua, triturarla y luego incorporar 1 litro de agua poco a poco.

Para aromatizarla puedes ponerle un poco de canela o de vainilla. Por último, puedes añadir algunos copos a tus ensaladas y a los zumos détox de verduras. De esta manera, además de seguir controlando el peso podrás enriquecer aún más tu plan nutricional gracias a las propiedades de la avena.

Deja un comentario

*