El bypass gástrico  es un tipo de cirugía bariátrica indicada en las personas con obesidad mórbida y que tiene dos objetivos:

  • Reducir la ingesta de alimentos.
  • Disminuir la absorción de nutrientes.

Esto se consigue mediante una cirugía que se realiza por laparoscopia y con anestesia general.

Dudas sobre el bypass gástrico

Con el bypass gástrico el cirujano  divide el estómago en dos partes, una mayor y otra menor. La parte más pequeña, denominada bolsa y de aproximadamente 15-30 cm3, encargada de recibir y digerir los alimentos. 

Esta bolsa se conecta con el intestino delgado pero saltándose al menos el 40% del mismo. De esta manera se reduce la absorción de nutrientes en el intestino. Con el bypass gástrico es posible adelgazar bastante, el primer año tras la intervención quirúrgica, el 70% del sobrepeso del paciente respecto su peso ideal.

La complejidad e importancia de esta intervención hacen que surjan muchas dudas y, sobre todo, falsas creencias en torno a cómo se realiza, sus efectos y la vida que se puede llevar después. ¿Es verdad que puedo adelgazar demasiado? ¿Me veré obligado a hacer siempre dieta tras la intervención? ¿Podré hacer ejercicio? A continuación vamos a resolver estas y otras dudas sobre el bypass gástrico.

¿Puedo engordar nuevamente tras un bypass gástrico?

El bypass gástrico es una cirugía muy eficaz para perder peso, pero como todos los tratamientos de la obesidad debe ir acompañado de cambios en los hábitos de vida: una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico regular. Si tras la cirugía seguimos comiendo muchos hidratos de carbono y grasas, y no abandonamos el sedentarismo, el peso que se perderá será menor del estimado.

A largo plazo si los alimentos que comemos tienen un alto contenido calórico podemos ganar una parte del peso pérdida. Por ello es importante el seguimiento clínico en una unidad de obesidad.

reduccion-estomago-nov2016

¿Y si adelgazo demasiado?

Esta es una de las principales inquietudes de quienes se someten al bypass gástrico. Pero hay motivo para estar tranquilo: esta cirugía permite perder entre el 60 y el 80 por ciento del exceso de peso durante los 12 meses siguientes a la intervención.

El organismo por sí solo frena la pérdida de peso en cuanto se acerca a un índice de masa corporal adecuado. Por ello, para seguir perdiendo peso hay que complementar este método con ejercicio físico y una alimentación adecuada.

Tras el bypass gástrico, ¿tendré que estar a dieta toda la vida?

En absoluto. Las personas que se someten a un bypass gástrico pueden, con el tiempo, comer todo tipo de alimentos con moderación. No obstante, se recomienda seguir una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio físico para mantener el peso e incluso bajarlo más si fuera necesario.

Pero esta recomendación no es exclusiva para los pacientes operados sino también para todos aquellos que quieren tener un peso saludable.

¿La malabsorción de nutrientes puede tener consecuencias negativas para mi salud?

El  implica una malabsorción parcial de nutrientes como la grasa, la glucosa, vitaminas (las más comunes B12, fólico, D), minerales (más común Calcio, hierro, zinc). Sin embargo, este déficit se compensa con la ingesta de suplementos vitamínicos pautados por el médico.

Además, se realizan análisis periódicos para controlar estos parámetros y corregir cualquier déficit nutricional.

¿No podré hacer ejercicio tras el bypass gástrico?

El ejercicio físico no solo no está contraindicado sino que es una parte importante del proceso de recuperación y mantenimiento. El ejercicio debe incorporarse de manera gradual durante el postoperatorio del bypass gástrico, empezando con caminatas ligeras durante el primer mes para pasar progresivamente a otras actividades, como andar en la cinta o montar en bicicleta estática.

Deja un comentario

*