¿Te encanta la pizza?, pues tenemos una buena noticia para ti, es posible comer una pizza saludable, con los ingredientes adecuados, no tiene porqué sabotear tu dieta personalizada, porque comer pizza ya no es un pecado. 

Si estás en un plan de adelgazamiento, es posible que te estés controlando, sobre todo los fines de semana, que es cuándo tenemos más planes sociales y por tanto cuesta más resistirse a las comidas calóricas, a continuación te damos varios consejos para comer pizza sin remordimientos.

Consejos para comer pizza sin remordimientos

  1. La masa fina y casera

Si elaboras tú mismo la base podrás controlar los ingredientes, las masas de pizza ya preparadas suelen contener una gran cantidad de aditivos y azúcares.

Te recomendamos utilizar estos cuatro ingredientes para hacer tu masa de pizza: Levadura, harina integral, un poco de aceite de oliva, sal y agua. Si elaboras una masa fina, no sumará tantas calorías ni perderás sabor.

  1. Ingredientes saludables para la pizza

Lo primero que debes tener en cuenta es que, cuantos menos ingredientes, menos calorías sumarás.

Cubre la masa fina que acabas de elaborar con los 4 ingredientes básicos, con una capa de salsa de tomate natural hecha con tomates, aceite de oliva y un poco de sal.

El queso, es quizá el ingrediente más básico en una pizza, pero también el más calórico, te recomendamos que optes por incluir unas pocas lonchas de mozzarella de búfala.

¡No te cortes con las verduras! Puedes añadir todas las que quieras, a la hora de hacer tu pizza más consistente, opta por ingredientes como pollo, ternera, o salmón. Las especias también son perfectas para potenciar el sabor de tu pizza saludable.

Los embutidos, las salchichas o el beicon no son una buena opción, pues son alimentos con grasas saturadas y sal.

  1. Cuidado con las cantidades

Este consejo aplica a todo tipo de comida, pues por muy saludable que sea un alimento, si nos pasmos con su consumo diario puede sumarnos calorías de más en la dieta.

Por tanto, con respecto a la pizza, si consideras que con una sola porción vas a quedarte con ganas de más, incluye en el menú un buen bol de ensalada con verduras un poco de aceite de oliva y sal.

De esta manera calmarás tu ansiedad y evitarás atracar la nevera después y comerte las porciones de pizza restantes.

  1. ¿La pizza para comer o cenar?

Si estás haciendo un plan de adelgazamiento, debes tener claro que no debes comer más de una porción, y por supuesto, no puedes comer pizza cada día, aunque los ingredientes sean de lo más saludable.

Por otro lado, lo más recomendable es comer pizza a la hora del almuerzo, pues la pizza cuya masa es la base, contiene hidratos de carbono que si no se queman a lo largo del día, ya sea en el gimnasio por la tarde, o dando un buen paseo después de comer, se acumularán en forma de grasa en el cuerpo. Sin embargo, no pasa nada por comer una porción de pizza para cenar, siempre que no lo tomes como un hábito.

  1. Olvida las pizzas congeladas y precocinadas

Las pizzas hechas que podemos adquirir en los supermercados,  siempre contienen azúcar, grasas, aditivos, colorantes, extra de sal etc. No arruines tu dieta con una pizza congelada cuándo puedes comer pizza casera y sana en casa.

4 tipos de pizza saludable que puedes hacer en casa

Aquí tienes 4 ejemplos de pizza saludable con ingredientes que puedes encontrar en el supermercado, sobre la masa casera cubierta con salsa de tomate natural y unas lonchas de mozzarella de bùfala:

  • Pizza de salmón, rúcula y alcaparras.
  • Pizza de jamón y espárragos trigeros.
  • Pizza de berenjena, calabacín y nueces.
  • Pizza de ternera, cebolla y aguacate.