Cambios físicos y emocionales tras adelgazar

Perder peso no sólo implica cambios físicos y estéticos sino también emocionales. Las personas que siguen un tratamiento para adelgazar experimentan una mejoría importante de su salud global, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes.

operacion_bikini

Estos beneficios también se trasladan al plano psicológico, con una mejora de la autoestima, de la percepción de la propia imagen corporal e incluso de los síntomas depresivos.

Tratamientos para adelgazar y sentirse mejor

Los cambios emocionales que se viven durante el tratamiento de la obesidad, ya sea a través de una dieta proteinada, de cirugía bariátrica o de otras técnicas para la reducción de estómago sin cirugía, pueden ser muy grandes.

Por ello, es importante ponerse en manos de un equipo de especialista que nos dé el apoyo médico y psicológico necesario para adaptarnos a las nuevas circunstancias de peso y estilo de vida que vamos adoptando.

Los beneficios

Entre los beneficios psicológicos de adelgazar y conseguir un peso saludable se encuentran los siguientes.

  • Autoestima. Diversos estudios han demostrado que cuanto más peso pierde una persona obesa más aumenta su autoestima. Esto no solo se debe a la pérdida de kilos en sí misma sino también a los cambios que se experimentan en el estilo de vida, con una filosofía de nutrición y actividad física completamente distinta a la que se tenía antes
  • Emociones negativas y síntomas depresivos. La relación entre obesidad y depresión es muy estrecha. En algunos casos la depresión es la causante de malas conductas alimenticias que llevan al sobrepeso, mientas que en otros es la obesidad lo que hace que la persona desarrolle problemas emocionales y depresión. En todo caso, las investigaciones apuntan a que la pérdida de peso mejora considerablemente los síntomas depresivos y ofrece nuevos motivos para afrontar la vida con confianza y optimismo.

Información sobre tratamientos para adelgazar

  • Percepción de la propia imagen. A lo largo del proceso de adelgazamiento va cambiando la percepción que se tiene del propio cuerpo. Poco a poco se siente una mayor satisfacción con la imagen corporal y aumenta la seguridad y la confianza en uno mismo.
  • Relaciones interpersonales y de pareja. El exceso de peso hace que muchas personas se sientan avergonzadas y renuncien a la vida social con tal de no verse bajo el escrutinio de los demás. El aumento de la confianza y la autoestima conforme se va perdiendo peso hace que tengan más ganas de participar en actividades de ocio con otras personas e incluso compartan con los demás el proceso de adelgazamiento en el que se encuentran, de manera que pueda obtener su ayuda y apoyo. Eliminar el sobrepeso también mejora las relaciones íntimas, y permite una mayor actividad sexual debido al aumento de la movilidad y la reducción de la fatiga. Asimismo, perder peso hace que la persona obesa sienta menos vergüenza a la hora de mostrarse ante su pareja