Muchas personas no creían que era bueno pesas para adelgazar, ha existido siempre una creencia generalizada de que el ejercicio aeróbico, como correr, montar en bicicleta o utilizar máquinas como la elíptica o el remo, es el único que ayuda a perder peso y eliminar la grasa acumulada.

Sin embargo, en los últimos años cada vez más estudios señalan que los ejercicios de fuerza, que es bueno hacer pesas para adelgazar, ya que además también pueden contribuir tanto o más que el ejercicio aeróbico a la pérdida de grasa.

Motivos para hacer pesas para adelgazar

Hay dos motivos principales por los que las pesas pueden ayudarte a adelgazar:

La tasa metabólica

Cuando hacemos deporte no solo quemamos calorías durante el ejercicio sino también después, aunque estemos en reposo. Esto se debe a que nuestra tasa metabólica permanece alta y seguimos consumiendo energía durante varias horas después de hacer deporte.

Tras el ejercicio con pesas, la tasa metabólica se eleva durante más tiempo que tras el ejercicio aeróbico, de manera que consumimos más calorías y durante más horas una vez finalizado el entrenamiento con pesas

Construir músculo

El trabajo de hacer pesas para adelgazar ayuda a construir nuevo músculo y cuanto más músculo tengamos mayor será nuestro metabolismo basal, es decir, nuestro consumo de energía en reposo. Por lo tanto, si con el entrenamiento de pesas conseguimos generar más músculo y elevar nuestro metabolismo basal, también consumiremos más calorías y eliminaremos más grasa

Lo ideal es combinar ambos tipos de ejercicios, empezando por los de musculación, en los que se quema más glucógeno, y terminando por los aeróbicos, en los que se quema más grasa en el momento.

banner_peso_saludable

Entrenamiento y dieta personalizada

Si a esta pauta de entrenamiento le sumas una dieta personalizada, conseguirás recuperar tu figura al tiempo que fortaleces tus músculos, recuperas tono y ganas firmeza.

Un plan nutricional propio

El objetivo de la dieta personalizada es proporcionarte un plan nutricional adaptado a tus necesidades y que sea fácil de poner en práctica en tu vida diaria. Muchas dietas fracasan porque no tienen en cuenta las circunstancias que rodean a la persona y son prácticamente imposibles de poner en práctica.

Unir la dieta personalizada a un plan de ejercicios como pesas para adelgazar y ejercicios aeróbicos, multiplicará los resultados y te permitirá perder el peso que necesitas al tiempo que consigues estar en forma.