Si se te ha ido la mano en el chiringuito y las terrazas de verano, seguramente hayas vuelto de tus vacaciones con algo más que buenos recuerdos. Ahora toca perder barriga cervecera.

Así denominamos coloquialmente a la acumulación de grasa abdominal asociada al consumo elevado de esta bebida. Pero lo cierto es que ese tipo de barriga cervecera no se debe exclusivamente al consumo de cerveza, sino que suele estar asociado a una suma de hábitos de vida poco saludables.

¿Por qué hay que tener cuidado con la barriga cervecera?

La grasa abdominal y visceral, la que se desarrolla entre los órganos digestivos, es especialmente peligrosa porque su incremento está relacionado con el desarrollo de enfermedades del corazón, hipercolesterolemia, hipertensión y con un deterioro progresivo de la función de algunos órganos, como el hígado.

Precisamente el hígado es el que procesa el alcohol y el que se ve más dañado por el consumo excesivo.

¿Qué causa la barriga cervecera?

Pero como decíamos, la cerveza no es la única responsable de la llamada barriga cervecera, sino también como consecuencia de unos malos hábitos alimenticios, como una dieta rica en grasas saturadas, un consumo social frecuente de alcohol y un sedentarismo más que arraigado.

¿Cómo perder la barriga cervecera?

Por lo tanto, para perder barriga cervecera, lo primero que debemos hacer es modificar estos hábitos e iniciar una dieta personalizada que nos permita eliminar los kilos de más, especialmente, la grasa acumulada en la zona de  los abdominales, pues esta es la que más eleva el riesgo cardiovascular.

barriga-cerve

Dietas personalizadas para perder barriga cervecera

Las dietas personalizadas están pensadas para las perder peso de manera natural, sin recurrir a sustitutivos de alimentos y sin tener que abandonar la vida social.

Esto es posible porque la dieta se adapta a nuestras necesidades y ritmo de vida. Para ello, nuestro equipo de especialistas, compuesto por un médico, un nutricionista y un psicólogo, analizará distintos parámetros, como nuestro índice de masa corporal, masa grasa y muscular, consumo calórico, etc. También valorará nuestro estilo de vida, actividad social y familiar, y necesidades específicas.

Con toda esta información elaborará un plan nutricional que nos entregará de manera detallada con una previsión de pérdida de peso. Además, establecerá un calendario de visitas para controlar nuestros progresos.

banner_peso_saludable

Actividad física

Si no estamos acostumbrados a hacer ejercicio, podemos empezar caminando o nadando. Poco a poco se pueden incorporar otras actividades, como correr, el remo, el tenis, la bicicleta y los deportes de equipo, como el baloncesto y el fútbol. Es importante que combinemos los ejercicios aeróbicos con los de fuerza, como el trabajo con pesas, y con abdominales, ya que nos ayudarán a tonificar el vientre. La duración e intensidad la actividad física debe ir siempre adaptada a nuestras características y necesidades.

En definitiva, si lo que queremos es perder barriga cervecera, debes combinar una dieta baja en grasas saturadas con un poco de actividad física.

Deja un comentario

*