La reducción de estómago para combatir la obesidad

Tu índice de masa corporal (IMC) ronda los 40 o los supera. Estás en lo que se denomina obesidad mórbida, es decir, cuando tu exceso de peso ya supone serios problemas para tu salud. Ante esta situación debes ser consciente de que tienes que frenar ese aumento de peso.

Para ello, existen diversas opciones de cirugía bariátrica entre las que el bypass gástrico es una de ellas. No obstante, tu equipo de especialistas te asesorará y te comentará las diversas técnicas en función de tu estado de salud y de los objetivos que quieres conseguir.

Infografía grados de obesidad

Historia del bypass gástrico

  • El bypass gástrico es una técnica que tiene más de 50 años; exactamente 51, ya que en 1966 los cirujanos Edward E. Mason y Chikashi Ito vieron que podía ser de utilidad en pacientes que tenían un peso muy por encima de lo recomendado.
  • Se empezó a utilizar para la obesidad mórbida cuando se comprobó que a las personas que tenían problemas de estómago, como úlceras, y a las que se les quitaba una parte de este órgano reducían su peso.
  • Durante todos estos años la técnica ha ido adaptándose a las necesidades de las personas con obesidad mórbida que necesitaban adelgazar hasta alcanzar el diseño actual, en el que se reduce la capacidad del estómago y se evita parte del intestino delgado con el fin de reducir también la absorción de nutrientes, lo que se conoce como bypass gástrico en Y de Roux, con el que se evita que pasen algunos líquidos a la parte superior del estómago y del esófago.
  • Una vez perfilada la técnica con cirugía abierta, en 1993 los doctores Wittgrove y Clark se aventuraron a hacerla mediante laparoscopia.

Información sobre tratamientos para adelgazar

  • La ventaja es que se reduce considerablemente el número y el tamaño de las incisiones, por lo que la recuperación es más rápida y mejor.
  • Después de todos estos años y con la experiencia que se tiene validada a través de diversos ensayos clínicos llevados a cabo por especialistas que trabajan en centros de referencia, se puede decir que el bypass gástrico llevado a cabo por laparoscopia es una opción segura y eficaz para tratar a las personas que tienen obesidad mórbida.
  • Y esa eficacia no solo se traduce en una reducción del IMC sino que también se ha visto que, por ejemplo, en el caso de obesidad mórbida con diabetes tipo 2, se consigue estabilizar los niveles de glucosa.

Deja un comentario

*