¿Cómo afecta la navidad a las personas con obesidad?

Aunque es habitual que nuestro peso varíe a lo largo del año, en circunstancias normales y en un buen estado de salud el organismo cuenta con los mecanismos necesarios para mantener un peso estable en el tiempo. Se estima que el peso de una persona sana varía medio kilo de peso al año.

¿Engordar en invierno?

En invierno suele ganarse más peso, tal vez porque aumenta el sedentarismo debido al mal tiempo y se comen algunos alimentos más calóricos, mientras que en la época estival se pierde peso.

Diversos estudios, como los realizados por especialistas de la Universidad de Ohio, en Estados Unidos, y de la Universidad de Gales del Sur, en el Reino Unido, han demostrado también que las mujeres suelen engordar más que los hombres debido principalmente a factores hormonales que promueven el almacenamiento de grasa, sobre todo abdominal.

Los hombres, por el contrario, tienden a desarrollar más masa muscular y a acumular menos grasa, llegando a quemar hasta 50 calorías más por hora que las mujeres.

Coger peso durante las navidades siendo obeso

Sin embargo, hay épocas excepcionales que interfieren en estas fluctuaciones naturales y en las que los hombres parecen verse bastante más perjudicados que las mujeres, llegando incluso a ganar un peso difícil de corregir en el tiempo si ya tienen problemas de obesidad.

Es el caso de la época navideña y de Año Nuevo, durante la cual se estima que los hombres engordan 1 kilo más de media que las mujeres debido sobre todo a la ingesta de alcohol y al aumento de las comidas y cenas de trabajo.

Y es que aunque las celebraciones se concentran solo en dos días, lo cierto es que los menús navideños se inician unas cuantas semanas antes y se prolongan hasta pasados los Reyes Magos.

¿Tratar la obesidad con la reducción de estómago sin cirugía?

Cuando personas que ya tienen problemas de obesidad grave sufren un empeoramiento, deciden dar el paso y recurrir a tratamientos que puedan frenar la acumulación de peso.

Ante esta situación, lo mejor es acudir al especialista, quien tras un exhaustivo análisis podrá recomendarnos el tratamiento que más se adapte a nuestras necesidades y objetivos, y que puede ir desde una dieta personalizada hasta la realización de alguna intervención específica.

reduccion-estomago-nov2016

En los últimos años, el temor a pasar por quirófano para solucionar los problemas de obesidad ha hecho que cada vez más personas recurran a técnicas como el Método Apollo  o gastroplastia  en manga por vía endoscópica (oral), una intervención para la reducción de estómago mediante la cual se realizan suturas en las paredes del estómago con el fin reducir su volumen gástrico. Así se consigue alcanzar más rápido el punto de saciedad al tiempo que se reduce la ingesta de alimentos.

Además de no requerir una intervención quirúrgica tradicional, ya que es una reducción de estómago sin cirugía, el Método Apollo cuenta con muchas otras ventajas: no provoca cicatrices externas, se realiza de manera ambulatoria y el paciente vuelve a casa el mismo día de la intervención con un plan nutricional y de seguimiento adaptado y diseñado para que pueda alcanzar con éxito sus objetivos de pérdida de peso.