¿Tiene alguna relación la obesidad y la osteoporosis? Por todos sabido que la obesidad, sobre todo la grave cuando el IMC se encuentra entre 35 y 39,9, está relacionada con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y metabólicas, como la diabetes.

Sin embargo, pocas personas saben que también es uno de los principales factores de riesgo de osteoporosis, una enfermedad ósea responsable de la mayor parte de las fracturas que se producen en personas mayores.

La osteoporosis

La osteoporosis hace que la estructura de los huesos se vaya debilitando, se vuelvan frágiles y porosos, fundamentalmente por la pérdida de calcio.

La mayor parte de los estudios sobre esta enfermedad se han realizado en mujeres, ya que los cambios hormonales que se producen en la menopausia, especialmente el descenso de los niveles de estrógenos, desencadenan osteoporosis en este grupo de población.

Sin embargo, los estudios más recientes muestran que la obesidad es una causa importante de osteoporosis tanto en hombres como en mujeres.

La obesidad y la osteoporosis

Esto se debe a que la grasa acumulada, especialmente la visceral, impide la liberación de vitamina D en el organismo, necesaria para que se produzca la síntesis y absorción del calcio que debe proteger el hueso.

Prevención

Si bien perder peso no disminuye o mejora la osteoporosis una vez desarrollada, si puede prevenirla. Por eso, si tenemos obesidad todavía estamos a tiempo de tomar medidas para evitar su aparición.

Una de las maneras más eficaces de adelgazar es a través de una dieta personalizada, basada en nuestras necesidades de pérdida de peso y adaptada a nuestro ritmo laboral, familiar y social.

Esto quiere decir que la dieta personalizada tiene en cuenta nuestro estilo de vida y actividades diarias, por lo que es fácil de llevar a cabo.

banner_peso_saludable

¿Qué controla una dieta personalizada?

Para elaborar la dieta personalizada, el médico nutricionista valorará los siguientes parámetros:

  • Índice de Masa Corporal
  • Masa grasa
  • Masa muscula
  • Agua corporal total del organismo y por segmentos
  • Consumo calórico
  • Estilo de vida y necesidades específicas

Con todos estos datos preparará una dieta personalizada que te entregará de manera detallada: alimentos que debes consumir, cantidades, consumo calórico diario, previsión de pérdida de peso…Al ser una dieta personalizada, su duración también se adapta a tus necesidades, y podrás establecer un calendario de visitas en las que el médico nutricionista valorará tus progresos y hará ajustes si fuera necesario.

Ponte ya en marcha para intentar controla en la medida de lo posible la obesidad y la osteoporosis.