A la pregunta sobre ¿ la obesidad en la adolescencia se ha convertido en un problema?, la respuesta es bastante alarmante, ya que según datos de un estudio llevado a cabo por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad..

En España el 9,4% de los niños con 11 años es obeso, cifra que baja al 3,3% entre las niñas de la misma edad.

La obesidad en la adolescencia un tema muy serio

No estamos hablando de un problema de niños gorditos, sino de un problema de salud que va en aumento. En la mayor parte de los casos la obesidad en la adolescencia se convertirá en obesidad en adultos.

De hecho, diversos estudios científicos apuntan a que cerca del 80% de los niños que son obesos cuando tienen entre 10 y 15 años siguen siendo obesos 25 años después, con todos los riesgos que esto supone para su salud.

Problemas de hipertensión

Porque desde hace unos años, se está viendo un aumento de la obesidad en la adolescencia, con problemas de hipertensión, de diabetes tipo 2 y de alteración de lípidos, es decir, el colesterol alto, todo ello debido a la obesidad.

Medidas consensuadas

Para hacer frente a la obesidad en la adolescencia, hablamos de un índice de masa corporal (IMC) que se sitúa entre los 35 y 39,9, lo primero que se pueden instaurar son medidas

Recuerda que como padre eres su mejor aliado, no debes actuar imponiendo prohibiciones sino ayudándole a cambiar esos hábitos alimenticios, involucrando a toda la familia. Luchar contra la obesidad en la adolescencia es tarea de todos.

Compartir los objetivos es una forma de motivarle. Así, establecer unas pautas de actuación en casa, donde se fomente la alimentación sana y el ejercicio y se reduzca el tiempo que pasa con los dispositivos electrónicos, es el primer paso para que tu hijo reduzca peso y adelgace.

banner_peso_saludable

Consejos para afrontar la obesidad en la adolescencia

Sustituir los refrescos por agua

Olvídate de las bebidas azucaradas y de los zumos, a no ser que sean naturales.

La fruta y la verdura 

Se deben convertir en tu mejor aliado. Si la fruta está ya pelada y cortada es más fácil de comer y no hay excusas para no tomarla.

El desayuno es muy importante

Hazle ver que 10 minutos más en la cama no le solucionan nada y sí que le perjudican. Tomar un buen desayuno es la forma más adecuada de empezar el día y obtener los nutrientes necesarios para la jornada.

Deshazte de la comida basura

Si no la encuentra en la despensa no la podrá comer, este tipo de comida es una de las principales causas de la obesidad en la adolecencia.

Fomenta las comidas en casa y en familia

Está comprobado científicamente que cenar en casa y en familia es más saludable. Implicar a la familia en la cocina favorece la adopción de un estilo de vida más saludable, así poco a poco combatiréis la obesidad en la adolescencia.

Deja un comentario

*