Motivarse para adelgazar más que ser algo difícil, implica un compromiso a largo plazo con nosotros mismos. En realidad consiste en lograr ese equilibrio nos ayuda a recuperar la confianza en nosotros mismos y vernos mejor.

Vivir de forma saludable, además de tener claros beneficios para nuestro cuerpo, también los tiene para nuestra mente, ya que se afronta la vida con más ganas y optimismo.

El miedo a fracasar

Muchas veces, tener unos kilos de más nos empuja hacia el aislamiento, nuestro mundo interior y la inseguridad,por eso es necesario motivarse para adelgazar. Todo esto hace que la persona obesa tienda a entrar en un círculo donde la comida y el aislamiento social se convierten en su vida. Para salir de él, tiene que ser consciente de los beneficios que tiene perder peso, tanto para su salud como para su forma de vivir la vida.

Buscar un apoyo

En esta situación, es clave para motivarse para adelgazar es apoyarse en la figura del psicólogo para la motivación y para diseñar un programa específico de tratamiento teniendo en cuenta las características del paciente. Ir consiguiendo logros es lo que va a hacer que la persona obesa se sienta mejor y quiera seguir estándolo.

En todo el proceso de adelgazamiento la motivación es un elemento esencial que se debe cuidar tanto como el plan dietético y de ejercicios.

Dejar de desear una cosa y conseguirla es el mejor argumento para seguir adelante y para encontrar el camino que te llevará a ello deberás apoyarte en tu equipo de especialistas en nutrición, donde el psicólogo tiene un papel clave.

El primer paso es el más difícil, asegúrate de darlo en la dirección correcta y con la compañía adecuada.

banner_peso_saludable

5 consejos para motivarse para adelgazar

  • No debes gastar energía en algo que no puedes lograr. Busca objetivos a corto plazo, según los vas cumpliendo te motiva más y te anima.
  • Deja de desear adelgazar y ponte en marcha. Elige la forma de hacerlo y no lo retrases más.
  • No hay excusas. Si has tomado la decisión de adelgazar, ponte un día y un plan.
  • Busca cosas que te gustan y que hacías cuando no te pesaban tanto esos kilos de más. Es hora de recuperar tu vida.
  • No te compares con los demás. Tu eres tú y eso te hace único. Tienes que adelgazar pensando en ti y para ti.
  • No pierdas oportunidades. Apúntate a actividades en grupo, a salidas con los amigos y a la vida familiar. Poco a poco verás que puedes hacerlo como los demás.

Deja un comentario

*