La Gastroplastia Vertical Endoscópica (Endosleeve, Sistema Overstitch de Apollo®)  

o más conocido como Método Apollo es una técnica de reducción de estómago que se realiza como tratamiento para adelgazar y se hace en pacientes que tienen un cierto grado de obesidad. Se trata de una intervención endoscópica, que no requiere cirugía, y que se lleva a cabo por vía oral.

Resultados reducción de estómago

Reducción de estómago sin cirugía

Con el Método Apollo se consigue una reducción tamaño del estómago muy significativa gracias a la realización de unas suturas en las paredes gástricas. Se trata de una técnica poco invasiva, que se lleva a cabo por vía endoscópica, con anestesia general y que reduce los riesgos y el periodo de hospitalización, así como la recuperación frente a otras técnicas de cirugía bariátrica.

El Método Apollo está indicado principalmente en personas con IMC entre 30 y 40, o en aquellas que requieran una pérdida de peso de entre 15-35 kg y que han fracasado previamente con otros tratamientos como el balón intragástrico o dietas o que no quieran someterse a una cirugía bariátrica.

¿Cómo adelgazar con el Método Apollo?

El paciente que se someta a la Gastroplastia Vertical Endoscópica notará que alcanza un grado de saciedad comiendo menos cantidad de comida, ya que el tamaño del estómago ha disminuido gracias a las suturas. Por lo que comenzar a adelgazar será la consecuencia directa de este proceso.

Según un estudio publicado en la revista estadounidense Endscopy, la pérdida de peso media de las 20 personas obesas que se sometieron a dicho estudio, a los seis meses de la intervención, fue de 19,3 kg. Ninguno de los pacientes sufrió efectos adversos y todos recibieron el alta en menos de 24 horas.

Para alcanzar los objetivos de reducción de peso deseados, los expertos recuerdan que es necesario aplicar un programa multidisciplinar de seguimiento posterior, que incluye la modificación de los hábitos alimentarios y del estilo de vida.

reduccion-estomago-nov2016

Molestias asociadas Gastroplastia Vertical Endoscópica o Método Apollo

Al ser un método poco se reducen los riesgos y del periodo de recuperación. Las molestias iniciales más habituales son:

  • Dolor de garganta
  • Dolor inespecífico en la zona gástrica, que habitualmente desaparece a las 24 o 48 horas
  • Náuseas y vómitos

Por lo general, el paciente tras la intervención del Método Apollo recibe el alta a las pocas horas de la intervención y en 1 o 2 días puede volver a su actividad normal.