¿Por qué me cuesta perder peso? esta es una pregunta que se hacen algunas personas con sobrepeso u obesidad, pues, a pesar de seguir una dieta baja en calorías, hacer ejercicio con regularidad y tener unos hábitos de vida saludables se no ven resultados o experimentan una reducción insignificante para el gran esfuerzo y voluntad que están poniendo en el proceso de adelgazar.

Problemas para adelgazar

Es posible que esto se deba a que, sin darse cuenta, hayan aumentado el tamaño de las raciones o a que el ejercicio físico no sea lo suficientemente intenso. Pero también existen otras razones fisiológicas y psicológicas que pueden estar impidiendo la pérdida de peso. Vamos a conocer algunas de ellas:

Falta de descanso

Cuando no dormimos lo suficiente se ralentiza el metabolismo y no quemamos calorías tan rápido como quisiéramos. La falta de descanso también se relaciona con un mayor consumo de calorías: las personas que no duermen lo suficiente tienden a consumir hasta 300 calorías diarias más en comparación con las que descansan más Por último, cuando nos sentimos cansados y con menos energía es más probable que nos saltemos la rutina deportiva.

Estrés

Nuestro organismo tiende a almacenar más grasa cuando estamos estresados. Además, en situaciones de estrés solemos hacer una peor elección de alimentos y es más probable que consumamos comida rica en azúcares y grasa saturada. El ejercicio físico, algunos tipos de yoga, la meditación y las técnicas de relajación nos pueden ayudar a controlar el estrés.

Metabolismo lento

El metabolismo basal nos indica la cantidad de energía que consumimos en estado de reposo. El metabolismo lento puede ser el responsable de que no perdamos todo el peso que debiéramos, ya que en esta situación consumimos menos calorías en reposo y tendemos a acumular más grasa. En otras palabras, si queremos perder peso y generar masa muscular con un metabolismo lento tenemos que multiplicar esfuerzos y seguir una dieta y un plan de ejercicios mucho más estricto. Una de las principales causas de metabolismo lento es el hipotiroidismo, que puede controlarse con medicación.

banner_peso_saludable

Depresión

La depresión puede hacer que cambien nuestros hábitos alimenticios, que recurramos a alimentos ricos en azúcares e hidratos de carbono para sentir un mayor confort y que dejemos de practicar ejercicio físico, ya que nos sentimos alicaídos y sin energía. Es fundamental que ante los primeros signos de depresión busquemos la ayuda de profesionales médicos que nos ayuden a superar esta enfermedad.

Otras enfermedades

Si estamos haciendo todo lo correcto para adelgazar y no lo conseguimos, tal vez se deba a la presencia de alguna enfermedad, como los trastornos hormonales (hipotiroidismo), cardiovasculares, trastornos del sueño como la apnea, alergias, diabetes, la hipertensión y algunos problemas psicológicos, como el trastorno bipolar.

Pero no solo las enfermedades pueden impedir perder peso, también pueden hacerlo algunos tratamientos, como los fármacos utilizados para tratar la diabetes tipo 2, los antipsicóticos, algunos antihipertensivos, antidepresivos, la terapia hormonal de sustitución y los corticosteroides.