Liposucción y lipoláser, su objetivo: eliminar grasa

No hay manera de eliminarla con la dieta y el ejercicio. Esa grasa que se acumula en ciertas partes de nuestro cuerpo y que nos traen por la calle de la amargura puede ser el caballo de batalla de muchas personas.

El abdomen, las denominadas cartucheras, los glúteos y los muslos son sus zonas preferidas, pero ahora disponemos de varias técnicas, como la liposucción y el lipoláser, para volver a nuestro estado ideal.

cuando_hacer_liposuccion

La primera de ellas es quizás más antigua que el lipoláser, pero no por ello deja de ser eficaz.

La liposucción

La liposucción consiste en extraer la grasa con un cánula que la absorbe, con la que se hace vacío. Para poder llevarla a cabo hace falta anestesia general, pero no hace falta pasar una noche en el hospital. Normalmente a las pocas horas puedes volver a casa; eso sí, no puedes reanudar tu vida cotidiana hasta que pasen un par de días y debes seguir al pie de la letra las indicaciones que te marque tu médico.

El lipoláser tiene el mismo objetivo final que la liposucción, terminar con la grasa acumulada en determinadas zonas del cuerpo.

Consiste extraer la grasa una vez que el láser la ha desecho y la ha vuelto líquida para facilitar su extracción. En un par de horas como máximo podremos salir del quirófano sin la grasa que nos estorba, aunque debemos esperar a que se nos pase la acción de la anestesia para poder volver a casa.

Se suele realizar con anestesia local y sedación para mejorar el confort durante el procedimiento, así como para monitorizar al paciente y optimizar al seguridad clínica.

Liposucción o lipoláser

La elección de liposucción o lipoláser deberá ir marcada por lo que nos recomiende nuestro cirujano plástico, quien valorará nuestro estado general, la zona a tratar y las necesidades que presentamos para optar por una de las dos técnicas.

Los resultados obtenidos son similares con ambos procedimientos, pero el aspecto de la piel es el que más gana con el lipoláser, ya que se mejora la firmeza de la piel y se evitan las pequeñas lesiones.

banner_tratamientos_corporales

La experiencia con lipoláser muestra un resultado estable a largo plazo con menor aparición de celulitis, y con menor efecto rebote, aunque es necesario mantener peso igualmente.

A la hora de plantearlos estos procedimientos tenemos que tener claro que no sirven para tratar la obesidad ni para reducir el peso, sino para eliminar grasa y mejorar nuestro aspecto.

A la hora de plantearlos estos procedimientos tenemos que tener claro que no sirven para tratar la obesidad ni para reducir el peso, sino para eliminar grasa y mejorar nuestro aspecto.

Si queremos perder peso, tenemos que optar por seguir una dieta adecuada, o si es para perder mayor cantidad necesitaremos algún procedimiento quirúrgico para reducir el estómago, como por ejemplo el método Apollo, el balón intragástrico o la cirugía bariátrica.

Deja un comentario


*