La cirugía bariátrica también es para el verano

La cirugía bariátrica engloba una serie de procedimientos que permiten modificar el sistema digestivo para facilitar la pérdida de peso.

Estas técnicas actúan sobre el estómago reduciendo su tamaño y alteran el tracto intestinal para disminuir la absorción de grasa y nutrientes. Entre los procedimientos de cirugía bariátrica más frecuentes se encuentran el bypass gástrico, la gastrectomía tubular y el cruce duodenal.

cirugia_bariatrica_verano

Elegir las vacaciones para someterse a una reducción de estómago

Como todos los tratamientos quirúrgicos de la obesidad, sobre todo de la obesidad mórbida, cuando el IMC supera los 40, la cirugía bariátrica requiere un breve postoperatorio y un periodo de adaptación durante el cual hay que modificar algunos hábitos de vida.

Por ello, muchas personas se preguntan cuál es la mejor época del año para someterse a la cirugía bariátrica y afrontar los cambios que implica.

Una idea errónea bastante extendida es que el verano no es un buen momento para realizar intervenciones de este tipo. Sin embargo, la época del año en la que se realice no condiciona en absoluto la recuperación y el resultado de la cirugía bariátrica. De hecho, muchas personas prefieren someterse a cirugía bariátrica durante los meses de verano por las ventajas que aporta.

La época estival suele coincidir con las vacaciones, por lo que es mucho más fácil disponer del tiempo necesario para realizar la intervención y recuperarse sin tener que pedir días libres o bajas laborales.

Además, al hacerlo en el periodo vacacional se puede llevar la intervención  de reducción de estómago con más discreción y no hay que dar explicaciones a jefes o compañeros de trabajo sobre el tratamiento de adelgazamiento al que nos vamos a someter. A esto hay que añadir que cuando nos incorporamos al trabajo tras la intervención ya hemos pasado el periodo de adaptación y podemos retomar las actividades diarias sin problemas.

Asimismo, el tiempo de recuperación en verano es exactamente igual que en invierno siempre que se sigan las recomendaciones de los especialistas que nos atienden. La ventaja del verano es que al estar de vacaciones es posible tomarse el postoperatorio y la recuperación con mucha más calma, ya que no hay que compaginarla con las obligaciones familiares y laborales.

Información sobre tratamientos para adelgazar

El calor no dificulta la recuperación de la cirugía bariátrica

El calor tampoco interfiere en la adaptación tras una cirugía bariátrica y basta con seguir algunas recomendaciones, como por ejemplo mantenerse en lugares frescos y con aire acondicionado, para sobrellevar las altas temperaturas y posibles olas de calor.

Por lo tanto, si estás pensando en someterte a cirugía bariátrica para perder peso, consulta con tu especialista médico la posibilidad de realizar la intervención en verano y aprovecha las ventajas que te ofrecen las vacaciones para mejorar tu salud en un ambiente distendido y de relax.

Deja un comentario

*