Tras la cirugía bariátrica la cantidad de alimentos que comas será menor, pues con esta intervención se reduce considerablemente el tamaño de tu estómago, además es muy importante que elabores bien tu menú tras la cirugía baríatrica, con un gran valor nutricional y sobre todo muchas proteínas para mantener tu masa muscular y saciarte rápidamente. De hecho, en la dieta tras la cirugía bariátrica se recomienda un aporte proteico diario de al menos 60 gramos.

Fases de alimentación tras la cirugía bariátrica

Tu menú tras la cirugía bariátrica pasará por varias fases de alimentación:

  • Primera fase: Empezarás con una dieta líquida a la que podrás ir incorporando alimentos cada vez más sólidos hasta normalizar tu alimentación.
  • En la última fase es muy importante que incorpores a tu menú tras la cirugía bariátrica, los alimentos recomendados por el médico especialista, y que reduzcas en la medida de lo posible los azúcares e hidratos de carbono.

¿Qué alimentos incorporar a tu menú tras la cirugía bariátrica?

  • Lácteos desnatados: leche, yogures, postres dietéticos, quesos bajos en grasa.
  • Huevos  aunque con moderación, preferiblemente claras.
  • Carnes magra: pollo y pavo sin piel, y ternera.
  • Pescados :hervidos y al horno, atún fresco y al natural.
  • Verduras: aunque todos son beneficiosos, los más recomendables para incorporar al menú tras la cirugía bariátrica son: brócoli, berenjenas, calabacín, espinacas, acelgas, espárragos, calabaza, zanahoria, tomates y champiñones.
  • Frutas: manzana, pera, plátano, melón, sandía, albaricoques, melocotones, naranjas y mandarinas.
  • Cereales integrales: siempre en pequeñas cantidades, puedes incorporar pan, arroz y pastas integrales.
  • Aceite de oliva y frutos secos en pequeñas cantidades.
  • Especias y hierbas aromáticas: Para condimentar tus platos en lugar de la sal.

Lo que debes evitar en tu menú tras la cirugía bariátrica

Además de reducir los hidratos de carbono, en tu menú tras la cirugía bariátrica, debes evitar los alimentos ricos en grasas y azúcares, como:

  • La repostería y bollería industrial.
  • Los alimentos preparados o precocinados, comida rápida..
  • Las salsas y aderezos grasos.

Si tienes dudas sobre la conveniencia de incorporar un alimento u otro, no dudes en consultar con tu nutricionista, quien podrá recomendarte opciones saludables para tu menú.

Planifica cada semana tu menú tras la cirugía baríatrica

La planificación también es fundamental para el éxito de tu dieta. Lo mejor es que diseñes tu menú semanal y, para ello, puedes hacer una lista de tus platos preferidos y distribuirlos a lo largo de la semana en combinación con otros alimentos que equilibren la dieta.

Una vez hayas decidido que comerás cada día en tu menú tras la cirugía baríatrica, haz una lista para el supermercado y no te salgas de ella.

Ejemplo de menú tras la cirugía bariátrica

La alimentación tras la cirugía bariátrica no tiene por qué ser aburrida. Hazte con un buen libro de recetas específico para personas que se han sometido a una reducción de estómago y descubrirás lo sabrosas que pueden ser las sopas o guisos ricos en proteínas y bajos en grasas.

En internet también puedes encontrar muchos blogs en los que pacientes que han pasado por tu situación te ofrecen ideas para cocinar que te alegrarán el día:

A continuación te dejamos una propuesta sabrosa y saludable de menú tras la cirugía bariátrica para una semana:

Lunes

  • Desayuno: 1 yogur desnatado y una tostada de pan integral con queso para untar, también bajo en grasa.
  • Media mañana: 1 porción de queso desnatado.
  • Comida: tomates rellenos de atún y queso blanco.
  • Merienda: 1 porción de fruta.
  • Cena: pescado al horno con una pequeña porción de verduras permitidas al vapor.

Martes

  • Desayuno: tortilla francesa de dos huevos.
  • Media mañana: 1 yogur desnatado.
  • Comida: albóndigas gratinadas con queso light.
  • Merienda: un pequeño puñado de nueces.
  • Cena: ensalada de pollo (tipo César) condimentada con una vinagreta ligera. Se deben evitar las salsas cremosas ricas en grasas.

Miércoles

  • Desayuno: 1 yogur desnatado y tostada de pan integral con requesón u otro queso blando desnatado.
  • Media mañana: 1 porción de queso desnatado.
  • Comida: pollo al horno acompañado de verduras permitidas al vapor.
  • Merienda: 1 porción de fruta.
  • Cena: ensalada de atún con apio y tomate.

Jueves

  • Desayuno: vaso de leche desnatada y tostada de pan integral con dos lonchas de pavo.
  • Media mañana: 1 yogur desnatado.
  • Comida: champiñones rellenos de carne.
  • Merienda: 1 porción de fruta.
  • Cena: lomo de bacalao con espárragos y tomates.

Viernes

  • Desayuno: 1 yogur desnatado y tostada de pan integral con requesón u otro queso blando desnatado.
  • Media mañana: 1 pieza de fruta.
  • Comida: crema de verduras y brocheta de langostinos.
  • Merienda: 1 yogur desnatado.
  • Cena: calabacines rellenos de pollo.

Sábado

  • Desayuno: tortilla francesa de dos huevos.
  • Media mañana: 1 porción de queso desnatado.
  • Comida: lentejas con verduras.
  • Merienda: 1 pieza de fruta.
  • Cena: salteado de setas y gambas.

Domingo

  • Desayuno: vaso de leche desnatada y tostada de pan integral con dos lonchas de pavo.
  • Media mañana: 1 yogur desnatado.
  • Comida: Tarta de calabaza.
  • Merienda: 1 pieza de fruta.
  • Cena: muslos de pollos con verduras al vapor.