Fruta de verano, la gran aliada para mantener el peso

Todos sabemos que tomar fruta es saludable por la gran cantidad de vitaminas que tienen estos alimentos. De hecho, las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud se inclinan por tomar unos 400 gramos diarios de frutas y verduras, sin contar las patatas y otros tubérculos, para prevenir las enfermedades cardiovasculares.

En el verano cumplir con esta recomendación es fácil, ya que contamos con un buen arsenal de frutas frescas apetitosas que nos ayudan a mantener nuestra salud y peso. Para hacerte una idea, un melocotón suele pesar entre 150 y 200 gramos, una nectarina un poco menos y un puñado de fresas o cerezas pueden llegar entre 200 y 250 gramos.

fruta_para_adelgazar

Frutas recomendadas para perder peso

Ten en cuenta que las frutas más recomendadas para adelgazar (principalmente por su bajo contenido en fructosa) son las siguientes:

  • La sandía
  • El melocotón
  • La nectarina
  • El melón
  • La manzana
  • La pera
  • La papaya

Estas frutas nutritivas tienen alto contenido de agua, con lo cual son diuréticas y nos ayudan a eliminar las toxinas del organismo. 

zumo_de_sandia

Variedad de frutas

En España se cuenta con una gran variedad de fruta en los meses de verano que además de alimentarnos nos refrescan y sacian el apetito. Son una gran fuente de potasio, vitaminas (sobre todo vitamina C), ácido fólico y fibra, importante para mantener el tránsito intestinal.

De esta forma, la frutas con alto contenido en agua se pueden convertir en tu perfecto aliado para mantener una buena hidratación. Puedes introducirlas en tu rutina diaria y en tu dieta como pequeños snacks, frescos, sanos y apetecibles. Cambia la botella de agua por un puñado de fresas, un melocotón o una pera fresquita.

Información sobre tratamientos para adelgazar

Los batidos también son una buena opción para tomar fruta en verano. Podemos hacerlos de infinidad de frutas combinándolas de la forma que queramos, según nuestras preferencias.

Y una última recomendación: introduce el tomate en tus recetas. ¿Sabías que es una fruta? Pues sí, lo que pasa es que lo tomamos en ensalada o en gazpacho. Un buen tomate nos aporta gran cantidad de vitaminas A, B, C y K, además de licopeno que es un potente antioxidante. Si además le sumamos un poco de aceite de oliva, obtenemos una gran fuente de nutrientes sin ingerir muchas calorías.