4 frutas que hay que comer en verano

Las frutas de verano no son solo para el postre. Cada vez está más de moda incluirlas en las ensaladas, en gazpachos o en guarniciones. Nos aportan una gran variedad de vitaminas, minerales y fibra, lo que las hace uno de los referentes que no pueden faltar en la dieta, sobre todo en verano pues refrescan y nos sacian un montón, y si estás haciendo dieta para adelgazar, serán tus alidadas.

frutas_verano

¿Comer la fruta sola o acompañada?

Lo cierto es que para aprovecharse de todos los beneficios de  la fruta, se recomienda consumirla sola y sin ningún condimento, pero las frutas de verano, también son perfectas como base de muchos gazpachos y cremas frías, pues resulta ser un primer plato muy saludable que nos sacian y refrescan.

Cualquier día de año, no solo en verano, se recomienda consumir al menos cinco piezas de fruta al día.

En España lo tenemos muy fácil, sobre todo en la época estival, por la variedad de fruta que crece en nuestros campos. Puedes ir variando según la temporada, pero te recomendamos cuatro frutas de verano clásicas que no pueden faltar en tu nevera en los meses de calor:

Frutas para adelgazar durante este verano

  • Tomate. Sí, el tomate es una fruta. Los puedes tomar en ensalada con aceite de oliva, con algún pescado azul, en gazpacho o con lechuga. Además de refrescarnos, nos ayudan a reponer las sales que hemos ido perdiendo durante el día con el sudor y la actividad física. Hay que disfrutar de todo el sabor de los tomates en el verano.

  • Nectarinas. Una nectarina de un tamaño estándar aporta unas 60 calorías y mucha, pero que mucha fibra, que nos ayuda a mantener correctamente el tránsito intestinal. También contiene una buena cantidad de potasio, que mejora el metabolismo y regula el pH.
  • Aguacate. Aunque en principio pensemos que por su alto contenido en grasa no es bueno para una dieta para adelgazar, esa grasa es saludable y hace que tengamos una sensación de saciedad durante más tiempo. También nos aporta vitamina K. Incluirlo en las ensaladas o tomarlo con un poco de aceite de oliva es una buena entrada para muchas comidas.
  • Fresas. Son un clásico en las dietas para perder peso. Eso sí, sin añadirles azúcar, ni nata, ni ningún otro condimento. Las fresas son ricas en vitamina C y promueven la producción de la adiponectina y leptina, hormonas implicadas en el metabolismo y en la pérdida de peso.