¿Qué es la cetosis?

Todos hemos oído hablar de la cetosis que puede aparecer cuando se sigue una dieta. Es una cuestión a tener en cuenta por las consecuencias en el estado de salud que puede tener. Se trata de un proceso metabólico que aparece cuando el organismo utiliza como fuente primaria de energía las grasas, ya que no la pueden captar de los carbohidratos (que suelen ser eliminados de ciertas dietas) para que el cuerpo los emplee para producir energía.

Dieta proteica para adelgazar rápido

Durante la cetosis, se producen cuerpos cetónicos, unos compuestos químicos cuya función es suministrar energía al corazón y al cerebro en situaciones excepcionales.

Cetosis en la dieta para adelgazar

¿Cuáles son los síntomas de la cetosis? dolor de cabeza o mareos, por el déficit de carbohidratos; halitosis, por la eliminación de cetonas a través del aliento; deshidratación y cetonas en la orina, que se ven porque se intensifica su color. 

En dietética, se conoce por ser el fundamento de las denominadas dietas cetogénicas, un tipo particular de dieta que aprovecha este estado metabólico para quemar grasas acumuladas y reducir el peso corporal en periodos cortos de tiempo.

Características de la dieta cetogénica

Las dietas cetogénicas fundamentan su éxito en adelgazar, por la inducción de un estado de cetosis en el cuerpo, de tal manera que se promueve la quema de grasas como fuente de energía al no comer hidratos de carbono en la dieta.

La aplicación de este tipo de dietas cetogénicas debe llevarse a cabo bajo prescripción médica y no deben prolongarse en el tiempo. Con ellas se consiguen reducciones importantes de peso a corto plazo, pero tienen que ser supervisadas por los problemas de salud serios que pueden aparecer. 

Información sobre tratamientos para adelgazar

Las dietas de proteínas, un tipo de dieta cetogénica

Las dietas proteicas , las que eliminan hidratos y grasas, son un tipo de dietas cetogénicas que forman parte de programas médicos para perder peso orientados a conseguir resultados en poco tiempo, apoyando la ingesta solo en el aporte proteico y reduciendo o excluyendo los otros dos nutrientes mencionados. 

Aunque estas dietas proteicas incorporan alimentos ricos en proteínas y reducen la presencia de grasas y carbohidratos, no suponen un peligro para la salud si se realizan bajo estricta supervisión médica y se complementan con suplementos alimenticios. Además, antes de indicar el seguimiento de estas dietas, un especialista deberá evaluar al paciente para determinar si es buen candidato para este tratamiento.

Con la dieta de proteínas se consiguen resultados a corto plazo y de forma segura, lo que resulta ideal si se quiere adelgazar rápido sin que pueda conllevar riesgos para la salud. Con estas dietas se pueden llegar a perder desde 5 kg en un mes o 10 kg en dos semanas, en función de los requerimientos de cada paciente.

Deja un comentario

*