Si tienes un IMC>40, tu salud está en peligro. Ante esta situación debes ponerte en alerta e intentar perder los kilos que te sobran. Porque ser obeso dificulta tu vida y tu descanso. Tal es así, que es un hecho constatado que la obesidad favorece la aparición de apnea obstructiva del sueño, que es algo más que roncar cuando se duerme.

La apnea hace que no se descanse bien y que aumente el riesgo cardiovascular. De hecho, está catalogada como un factor importante para la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Dormir mal y picotear por la noche

Además, cuando no se consigue dormir bien a causa de la obesidad, muchas veces  uno se despierta por las noches corre el riesgo de hacer excursiones nada saludables a la cocina. Saber que nadie nos ve, puede hacer que demos rienda suelta a nuestros caprichos alimentarios menos saludables e intentemos resolver nuestro estado de ansiedad producido por la falta de sueño comiendo a mitad de la noche.

Portrait Of A Man Taking Food From Refrigerator

Bajar peso de forma inmediata es la única solución

Cuando esta situación ya forma parte de nuestra rutina, tenemos que tomar las medidas adecuadas para bajar peso y volver a tener un sueño reparador. La cirugía bariátrica nos puede ayudar a conseguir este objetivo.

Tanto la banda gástrica como el bypass gástrico son dos opciones válidas de la cirugía bariátrica que te permiten reducir la capacidad de tu estómago con el fin de bajar peso y recuperar tu calidad de vida.

¿Cómo es la cirugía del bypass gástrico?

Con el bypass gástrico tu cirujano reduce el tamaño del estómago y lo conecta directamente a una parte del intestino delgado y obvia otra. De esa forma, absorbes menos nutrientes y además comes menos. Es una técnica segura, reversible y que hecha en manos de un buen equipo de cirujanos tiene pocos efectos no deseados.

Información sobre tratamientos para adelgazar

¿Cómo funciona la banda gástrica?

Por su parte, con la Do lo que hace el cirujano es implantar una anilla de silicona en la parte de arriba del estómago, para hacerlo mucho más pequeño. De esa forma, se puede regular la capacidad del estómago. Si es más pequeño comes menos porque te sacias antes. Como la anterior, se puede revertir si no funciona y te puedes incorporar a tus actividades cotidianas muy pronto.

Ten en cuenta que tanto el bypass gástrico como la banda gástrica son técnicas quirúrgicas que deben apoyarse en un buen plan nutricional y de ejercicio. Al haber perdido peso, te sientes más ágil y menos cansado. No debes desaprovechar la ocasión para iniciarte en una práctica deportiva, que si es en grupo te verás más motivado.

Hacer deporte y bajar peso son garantía de mejorar tu sueño y de que este sea mucho más reparador.

Deja un comentario


*