Las dietas depurativas para adelgazar o también conocidas como detox  hacen referencia a las dietas depurativas que ayudan a eliminar toxinas y a ‘purificar’ el organismo. Las dietas depurativas para adelgazar que están más de moda son las basadas en zumos que mezclan frutas y verduras.

Las dietas depurativas para adelgazar tienen una duración puede oscilar desde un único día, en plan depurativo, hasta varias semanas con el fin de perder peso.

Aunque las dietas depurativas para adelgazar tengan tanto éxito, siempre os recomendamos que no hagáis dietas por vuestra cuenta, acudid siempre a un especialista para que os enseñe cómo hacer una dieta para adelgazar.

Dieta depurativa para adelgazar

El principal problema de la dieta détox es que se priva al organismo de algunos nutrientes esenciales y conforme pasan los días podemos sentir mucha debilidad, cansancio o incluso mareos.

Los riesgos de las dietas depurativas para adelgazar

  • Las dietas depurativas para adelgazar no deben realizarse durante la infancia, cuando se está en pleno proceso de crecimiento.
  • No deben hacerse en el embarazo.
  • No son nada recomendables  si se sufre alguna enfermedad renal, cardiovascular o diabetes.

Entre los alimentos más utilizados en las dietas depurativas para adelgazar se encuentran el kiwi, plátano, naranja, aguacate, soja, jengibre, espárragos, brócoli, acelgas, apio, espinacas, tomate y zanahoria. Todas estas frutas y verduras ayudan, en mayor o menor medida, a eliminar líquidos.

Si bien las dietas depurativas para adelgazar facilitan perder peso de forma rápida, como en tantas otras dietas desequilibradas esto se consigue a costa de perder líquidos y masa muscular. Es muy difícil mantenerlas en el tiempo y tras realizarlas lo habitual es recuperar el peso perdido.

Además, el impacto de estas dietas depurativas para adelgazar no solo es nutricional, sino también emocional.

Un cambio tan drástico en la alimentación hace mella en nuestro estado de ánimo y conforme pasan los días, empieza a aparecer ansiedad, estados depresivos y agotamiento. Por ello, antes de iniciar por cuenta propia una dieta depurativa es importante consultar con el endocrinólogo cuáles son las mejores alternativas para conseguir nuestro objetivo de pérdida de peso.

La mejor manera de perder peso y aprender a comer de manera equilibrada a largo plazo es a través de la ayuda del especialista en endocrinología, quien podrá diseñar para nosotros una dieta personalizada cuya eficacia se mantenga en el tiempo.

Dieta proteica, una alternativa más segura

Entre las dietas más útiles se encuentran la dieta proteinada basada en el consumo de alimentos ricos en proteínas y en la eliminación de las grasas y los hidratos de carbono.

La ventaja de la dieta proteica frente a las dietas depurativas para adelgazar es que permite adelgazar de manera rápida y segura, centrándose en la eliminación de la grasa y no en la pérdida masiva de líquidos y músculo.