La dieta proteica en Navidad

La dieta proteica , es rica en proteínas y pobre en hidratos de carbono y grasas, es muy eficaz para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad leve al inducir un estado de cetosis, un proceso por el cual el organismo utiliza la grasa acumulada como fuente primaria de energía al no poder obtenerla de los hidratos de carbono.

Mantener con éxito este tipo de dietas de proteínas cuando salimos de la rutina habitual, como ocurre en Navidad y Año Nuevo, puede convertirse en una misión imposible. Las mesas rebosan todo tipo de platos ricos en grasas y carbohidratos y las alternativas saludables suelen brillar por su ausencia.

Lamentablemente, las probabilidades de caer en la tentación y romper la dieta se multiplican.

¿Se puede hacer a estas fiestas la dieta proteica?

La respuesta es sí, pero la manera de conseguirlo requiere esfuerzo, voluntad y, sobre todo, planificación. A continuación te ofrecemos algunos consejos para mantener tus objetivos dietéticos durante estas fiestas:

Infórmate sobre el menú y colabora en su elaboración

Si la celebración se lleva a cabo en casa de algún familiar o amigo, infórmate sobre cuál es el menú y propón llevar algún plato nuevo o una variación de lo que se vaya a servir adaptada a la dieta proteica. También puedes ofrecerte a elaborar los aliños, que suelen ser especialmente problemáticos.

Esfuérzate en la presentación de los platos dietéticos

Lo de que comemos por los ojos no solo es un dicho, sino que tiene su base científica: según algunas investigaciones, la imagen de comida apetecible aumenta la concentración en la sangre de una hormona llamada grelina, responsable de la sensación de apetito.

Por ello, procura que los platos que prepares para no saltarte la dieta tengan un aspecto tan estupendo y atractivo como los demás.

Información sobre tratamientos para adelgazar

Busca apoyo para no saltarte la dieta proteica

A nadie le resulta agradable tener que dar explicaciones sobre por qué come o no come ciertos alimentos, o sobre el tipo de alimentos que prefiere consumir.

Sin embargo, explicar con antelación a nuestros familiares y amigos que estamos siguiendo una dieta cetogénica y pedirles apoyo y comprensión durante estos días puede ayudarnos a sentirnos menos presionados y a sobrellevar mejor las comidas y cenas.

Además, quienes hayan cocinado para la ocasión se sentirán menos decepcionados al conocer los buenos motivos por los que prefieres no probar sus platos.

Come antes de ir a la comida o cena

Lo peor que nos puede pasar es llegar totalmente hambrientos a un escenario gastronómico repleto de tentaciones y excesos. Realizar una pequeña comida o tomar un aperitivo proteico antes de las comidas o cenas te ayudará a ignorar el festival de grasas y azúcares de la mesa.

Mantente ocupado

Aunque la diversión suele estar en torno a la mesa, durante estas celebraciones hay muchas más cosas que hacer además de comer. Mantente ocupado ayudando a poner la mesa, recoger, entretener a mayores y pequeños… Estos trucos te mantendrán alejado de las tentaciones.

Deja un comentario

*