La dieta hcg consiste en tomar la hormona gonadotropina coriónica humana, la que liberan las mujeres cuando están embarazadas, para perder peso. Durante más o menos un mes y medio, se reduce la cantidad de calorías que se pueden consumir a entre 500 y 800 calorías al día, que se complementa con la hormona.

Daños de la  dieta hcg

Además de los daños que puede producir la dieta hcg con esa reducción drástica de calorías, las autoridades sanitarias, como la Food and Drug Administration de Estados Unidos, no han aprobado el uso de la gonadotropina coriónica humana para su uso en la pérdida de peso.

Es más, no hay estudios científicos que avalen la dieta hcg para perder peso, y se necesita receta del médico para comprarla en las farmacias.

dieta_hgg

La gran carencia de nutrientes

Uno de los grandes problemas de seguir la dieta hcg es la carencia de nutrientes. Como hemos dicho, solo se pueden consumir entre 500 y 800 calorías al día, cantidades muy inferiores a las recomendadas, aunque éstas varían en función de la edad, el sexo y la actividad de cada persona.

Al no tener los suficientes nutrientes, es fácil que empiecen a aparecer trastornos, como anemia, problemas en la piel, en el pelo, alteraciones en el balance de electrolitos, cansancio, fatiga, dolor de cabeza e incluso arritmias.

A todo esto hay que sumar lo que puede producir la gonadotropina humana: problemas en el ciclo menstrual, aparición de quistes, aumento de las mamas y sangrado vaginal.

Riesgos en los hombres que hacen la dieta hcg

En los hombres pueden aparecer trombos con los graves problemas que pueden ocasionar, y ginecomastia. La hormona también afecta al estado psíquico de quien la toma, llegando a producir irritabilidad, depresión y cambios de humor.

Entonces, ¿cómo perder peso de forma saludable?

Por eso, si realmente quieres perder peso, ponte en manos de un equipo de especialistas, compuesto por un médico, un nutricionista y un psicólogo, que valorarán tu caso y diseñarán una dieta específica para que pierdas todos los kilos que te sobran.

No debes iniciar ninguna dieta por tu cuenta, sin asesoramiento previo, ya que puede provocarte serios problemas de salud. Además, esa pérdida de kilos no se puede mantener en el tiempo con dietas que no cuenten con un aval científico, como es el caso de la dieta hcg.