El bypass gástrico es una técnica de cirugía bariátrica

Esta técnica se utiliza para adelgazar más de 30 kilos en los casos de obesidad más grave. Como todos los tipos de cirugía bariátrica, el bypass gástrico debe acompañarse por cambios en el estilo de vida y por una dieta adecuada si se quieren garantizar perder peso con resultados exitosos a medio y largo plazo.

¿Qué dieta seguir tras un bypass gástrico?

Es importante señalar que el bypass gástrico no deja de ser una técnica quirúrgica, por lo que precisará de un periodo de recuperación, donde tenemos que tener en cuenta que  los primeros días afecta principalmente a la cantidad y tipo de alimentos  que se pueden comer. 

Según los expertos en nutrición del Orange Coast Memorial estadounidense, hay tres etapas en la alimentación tras el bypass gástrico durante las cuales se introducirán gradualmente líquidos y sólidos en la dieta.

Etapa líquida de la dieta tras el bypass gástrico

La primera etapa es la líquida, que comenzará entre el primer y tercer día tras la intervención y que se prolongará durante las siguientes tres semanas. Durante este periodo, el paciente beberá agua, líquidos no edulcorados y bebidas proteicas. Para mantener el organismo hidratado, se deben tomar aproximadamente 2 litros de líquido al día, incluyendo entre 60-120 gramos de proteínas.

Entre los alimentos a tomar en esta fase se incluyen leche desnatada, sopas en caldo bajas en grasa, líquidos sin azúcar (tés, gelatina líquida, jugos para dietas) y suplementos proteicos con bajo contenido en grasas y carbohidratos. Además, los expertos recomiendan que la ingesta se realice tomando un sorbo cada 5 minutos.

Durante esta fase, se deben evitar los líquidos ácidos o que incorporen un elevado contenido calórico, las bebidas carbonatadas y la cafeína.

Etapa de alimentos suaves y en puré tras el bypass gástrico

Durante la segunda etapa, que comenzará a la tercera semana y durará otras tres, se irán incorporando a la dieta alimentos suaves y preparados en puré. Los expertos recomiendan marcar una hora específica para estas comidas y mantener la ingesta de líquidos entre medias.

El paciente deberá tomar cada bocado de alimento o cada sorbo cada 5 minutos. Además, se deben dejar los líquidos 30 minutos antes de la ingesta de comidas y no beber mientras se coma. No se debe forzar la ingesta de comida si el paciente se siente saciado.

Algunas opciones de alimentos  que pueden incluirse en este periodo son huevos, tofu, lácteos, como leche, requesón, quesos frescos, yogures o natillas sin grasas ni azúcares, y alimentos sólidos suaves como ensaladas de atún y pollo, sopas y caldos desgrasados, purés de fruta y de verduras, que no provoquen gases, y cremas de arroz.

reduccion-estomago-nov2016

Etapa sólida de la dieta tras el bypass gástrico

En esta etapa, que se inicia a la séptima semana tras la cirugía, se introducirán alimentos sólidos y regulares. Se deben seguir las mismas recomendaciones respecto a la forma de ingerir alimentos y líquidos que en la etapa anterior.

La meta durante esta etapa es continuar bebiendo líquidos y proteínas conforme se establece poco a poco un tipo de alimentación regular que apoye la pérdida de peso y se ajuste al estilo de vida del paciente. Los expertos en obesidad y cirugía gástrica recomiendan altos niveles de proteína para mantener una pérdida de peso significativa.

Se debe tener en cuenta que, durante las diferentes etapas de la dieta con bypass gástrico, el especialista puede recomendar la toma de suplementos nutricionales como calcio, vitamina D o Vitamina B12.