Motívate para perder peso

A la hora de adelgazar, la motivación es clave. No podemos iniciar un programa para adelgazar o perder esos kilos de más si no contamos con el estado de ánimo suficiente para llevarlo a cabo. Las dietas personalizadas son una buena opción cuando tenemos sobrepeso o nos encontramos en las primeras etapas de la obesidad; es decir, cuando nuestro IMC empieza a superar la barrera de los 30, aunque también las señales de alarma se disparan a partir de los 25.

consejos_para_perder_peso

Consejos para adelgazar

Por eso, en tu equipo de especialistas debe estar un psicólogo, que será el encargado de ir viendo tu evolución mientras adelgazar y valorar hasta dónde puedes llegar. No obstante, para tener una actitud correcta y adecuada para enfrentarte a una pérdida de peso, te damos una serie de pautas:

  • Paciencia. Visualizarte con esos kilos de menos puede ser una buena motivación, pero debes tener paciencia y no obsesionarte.
  • Ponte objetivos realistas. No quieras perder diez kilos en diez días. En ese caso, además de perder peso perderás salud. Es mucho más realista ponerte en manos de especialistas que diseñen una dieta personalizada para adelgazar de acuerdo a tus características y necesidades.
  • Empieza por metas pequeñas. Por ejemplo, intenta añadir a tu dieta más fruta y verdura, deja a un lado las bebidas azucaradas, reemplaza los hidratos de carbono y las grasas por más proteínas… e intenta hacer algo de ejercicio.
  • Búscate un aliado. Tener un apoyo fuera del equipo médico que te atiende es importante. Busca un apoyo que no te haga flojear y que te ayude en tu plan de cambio de vida.

Información sobre tratamientos para adelgazar

  • Detalla tu plan para adelgazar. Es clave que te hagas una lista con lo que puedes comer, no de lo que no puedes comer. Una vez que la hayas confeccionado con tu equipo, cocínala de la mejor forma posible para que se te haga más llevadero.
  • Recompénsate. Date un capricho que te ayude a seguir adelante. Por ejemplo, cuando veas que has bajado una talla, cómprate esa camisa que tanto te gusta.
  • Deja a un lado los hábitos que te hacen caer. Si después de comer, con el café te tomabas un dulce, sustituye el café por una infusión que no te haga caer en la “tentación”.
  • Sigue la línea de actuación trazada. Pésate regularmente y acude a las revisiones marcadas por tu equipo de especialistas con tranquilidad. No tengas miedo de que te “echen la bronca” si  no has adelgazado. Recuerda que tu equipo está para ayudarte a conseguir bajar peso y ganar calidad de vida.