¿Cómo tonificar el cuerpo para este verano?

Solo falta un mes para que comiencen tus vacaciones en la playa y aunque en las últimas semanas has conseguido perder los kilos de más acumulados durante el invierno, tu cuerpo no está todo lo firme y tonificado que quisieras.

La respuesta puede estar en la cavitación, un tratamiento eficaz y seguro que te ayudará a combatir la flacidez y dará más firmeza y tono a tu cuerpo.

Consiste en la aplicación de ultrasonidos de baja frecuencia que promueven la formación de burbujas de vapor cuya presión causa la destrucción de las células grasas.

Esta grasa que implosiona se convierte en un líquido llamado diglicérido que se elimina a través de la orina y la sudoración.

Para facilitar su eliminación, los especialistas recomiendan beber mucha agua durante el tratamiento y hacer actividades físicas que promuevan la sudoración, como correr o montar en bicicleta. Al finalizar cada tratamiento se lleva a cabo una sesión de presoterapia que ayudará a expulsar toda la materia grasa.

cavitacion_tonificar_cuerpo

¿Cómo se realiza la cavitación?

La aplicación de la cavitación se realiza con una máquina de ultrasonidos con un cabezal que se desplaza por la zona a tratar y en la que previamente se ha aplicado un gel conductor.

Además de mejorar la flacidez y el tono, la cavitación permite destruir la grasa localizada que no se ha podido eliminar con la dieta o el ejercicio, y una de sus principales ventajas es que es un tratamiento ambulatorio, es decir que se realiza bajo supervisión médica en la clínica y después del tratamiento se pueden retomar las actividades diarias sin problemas.

Por lo tanto, es un procedimiento mucho menos invasivo que otras técnicas para eliminar la grasa localizada, como la liposucción.

¿Qué resultados se pueden apreciar?

Los resultados de la cavitación se observan desde la primera sesión y si el tratamiento se completa con una dieta proteinada y un plan de ejercicio físico, la mejoría puede ser aún más espectacular. El especialista en medicina estética será quien determine el número de sesiones necesarias  para obtener un buen resultado, dependiendo siempre del tipo de grasa y de la zona a tratar. Lo habitual es que se necesiten entre 10 y 15 sesiones para obtener una silueta firme y tonificada.

Por lo tanto, si solo cuentas con un mes para iniciar tus vacaciones y quieres lucir tu mejor silueta en la playa, no dudes en pedir consejo a tu especialista sobre la conveniencia de realizar un tratamiento de cavitación. Tras un exhaustivo análisis de tu situación general de salud y de la grasa acumulada que quieres eliminar, podrá recomendarte el número de sesiones necesarias.

banner_tratamientos_corporales

El control médico es especialmente importante en la cavitación ya que no está indicada en todas las personas. No puedes seguir este tratamiento si tienes una enfermedad hepática o renal, estás embarazada o en periodo de lactancia, tienes lesiones en la piel, niveles de colesterol alto, marcapasos o prótesis metálicas. Ponte en manos de tu médico para recibir el mejor asesoramiento y seguimiento durante el tratamiento.

Deja un comentario

*