El bypass gástrico es una opción eficaz y segura para reducir peso. Si tienes obesidad mórbida, es decir, un IMC superior a 40, puedes decantarte por someterte a un bypass gástrico, ya que con dicho procedimiento puedes quitarte hasta 40 kilos de más.

grasa_abdominal

Elegir la mejor solución para adelgazar

Antes de tomar una decisión, es preciso que te pongas en manos de un equipo de especialistas para que valoren tu caso y te ayuden a elegir la solución más adecuada a tus problemas.

Tienes que tener en cuenta que con el bypass gástrico además de reducir el tamaño del estómago, con lo cual te sientes lleno antes comiendo mucha menos cantidad de comida, se disminuye la absorción de alimentos, porque la comida no pasa a través de todo el intestino, sino solo por una parte. Una vez que vayas perdiendo peso, deberás intentar mantenerlo mediante unos hábitos de vida saludables, que incluyen una alimentación equilibrada y el ejercicio físico.

Comenzar a tener actividad física

Para lograr ese objetivo es recomendable que incorpores a tu vida alguna práctica deportiva que te haga salir del sedentarismo y te ayude con tu pérdida de peso y tu plan para adelgazar.

Siempre debes seguir las indicaciones del equipo de especialistas que hace tu seguimiento después de la realización del bypass gástrico, pero recuerda que te debes iniciar de manera paulatina en la práctica deportiva.

Por eso, es bueno que empieces caminando y poco a poco los pequeños paseos se pueden convertir en largas caminatas. Una vez preparado y cuando el equipo de especialistas que realiza tu seguimiento lo considere oportuno, puedes empezar con alguna práctica deportiva, como correr, nadar o montar en bicicleta. Según vayas ganado en agilidad y resistencia, te será más fácil hacer deporte y llevar una vida sana.

Cuando te empiezas a sentir bien, quieres optar por una buena alimentación y una practica deportiva adecuada, ya que sabes que es lo único que te ayudará a mantener los kilos de más alejados de ti.

Información sobre tratamientos para adelgazar

La clave para adelgazar está aquí

Porque cualquier tratamiento para hacer frente a la obesidad conlleva la modificación del estilo de vida, donde priman unos buenos hábitos dietéticos y una actividad física. Tiene que ser algo que empiece a formar parte de tu vida y de tu rutina diaria. Es la única forma de que los buenos propósitos se mantengan a lo largo del tiempo y que poco a poco dejemos atrás la obesidad mórbida que pone en peligro nuestra salud.