Las dietas y la Navidad

Disfrutar de un menú navideño saludable puede ser difícil para las personas que siguen una dieta proteica  para adelgazar 10 kilos, o que se han sometido a alguna intervención para el tratamiento de reducción de estómago, como el Método Apollo para la reducción de estómago sin cirugía o el balón intragástrico.

alimentos_no_engordan_navidad

En estas circunstancias resulta complicado seguir las pautas nutricionales recomendadas, no solo por la cantidad de comida que se pone sobre la mesa, sino por el tipo de alimentos característicos de estas fiestas, muchos de ellos ricos en hidratos de carbono, grasas saturadas y glucosa. Si a esto le sumamos los brindis y las bebidas alcohólicas de alta graduación, el consumo de calorías por comida se dispara.

Las necesidades calóricas de una persona dependen de muchos factores, como el sexo, el metabolismo basal o la actividad física. En general se estima que las necesidades calóricas de un hombre sano están entre las 2.000-2.800 calorías diarias, y las de una mujer entre 1.500-2.000.

Sin embargo, en los menús típicos navideños, compuestos por varios entrantes, primeros y segundos platos, postres y turrones, brindis y copas, podemos llegar a ingerir más de 2.000 calorías en una sola comida. Esto quiere decir que el aporte calórico necesario durante un día se concentra en una sola comida.

Alimentos con grasas buenas

Los menús navideños no tienen por qué ser un festival de calorías. Contamos con muchos alimentos bajos en grasas y de alto valor nutricional que pueden ser nuestros aliados en estas fechas. Aquí te presentamos algunas opciones que puedes incorporar en los menús navideños y que te ayudarán en tu proceso de adelgazar

  • Mariscos y moluscos

En los menús navideños nunca falta el marisco, principalmente langostinos y gambas, o los mejillones y las almejas. Esta es una buena noticia para quienes siguen una dieta proteica para perder peso, ya que se trata de alimentos con un alto valor proteico y muy poca grasa. Eso sí, es preferible prepararlos al vapor, cocidos o a la plancha, evitando las salsas y los aliños ricos en grasas.

  • Pescado blanco

El pescado blanco, entre el que se encuentra la lubina, el rape, la merluza o el bacalao, es una excelente alternativa como plato principal ya que no contiene más de un 2,5 por ciento de grasa. Además, es una excelente fuente de ácidos grasos omega-3 (aunque tiene menos cantidad que el pescado azul). Es recomendable prepararlo al horno o al vapor acompañado de verduras en vez de salsas. Es un alimento ligero, es  perfecto si estás en pleno tratamiento del balón intragástrico.

  • Pavo

El pavo es una de las carnes que más proteínas y menos grasas aporta, lo que lo convierte en el sustituto ideal de otras carnes más grasas y típicas de esta época, como el cordero o el cochinillo.

  • Especias 

Son los sustitutos ideales de la sal, de las salsas y aderezos ricos en grasas. Además de aportar aroma y sabor a los platos, muchas de ellas tienen un efecto saciante y aceleran el metabolismo favoreciendo el consumo de calorías. Entre las mejores especias para adelgazar que puedes incorporar a tus platos están el comino, la pimienta, el jengibre o el azafrán.

  • Espárragos

Estos ‘diuréticos naturales’ son ricos en vitaminas y minerales, fibra, proteínas y flavonoides (antioxidantes), por lo que se postulan como los mejores entrantes.

  • Brócoli

La mayor parte de las guarniciones de los platos navideños suelen ser muy ricas en carbohidratos y grasas. Entre las mejores alternativas a esas guarniciones se encuentra el brócoli, que tiene muy pocas calorías, es rico en fibra, ácido fólico y vitaminas, y acelera el metabolismo.

  • Chocolate negro

Evitar los dulces en las comidas y cenas festivas es casi imposible, pero una buena alternativa puede ser el chocolate negro (con un contenido de cacao superior al 70%). Además de ser rico en antioxidantes, tiene un efecto saciante y ayuda a controlar los picos de insulina que generan la sensación de hambre. Según algunos estudios su consumo moderado también podría ayudarnos a reducir la masa corporal.

Información sobre tratamientos para adelgazar

¿Y qué hay de las uvas?

Una Nochevieja sin uvas resulta impensable, por lo que será muy difícil no comerlas en el momento de las campanadas. Aunque su contenido de carbohidratos y azúcares es mayor que el de otras frutas, lo cierto es que su aporte calórico es relativamente bajo y viene compensado por el hecho de que se trata de una fruta con un alto valor nutricional: es rica en fibra, en vitaminas del grupo B, en minerales (principalmente hierro, potasio y magnesio) y en antioxidantes, como el resveratrol, muy de moda últimamente por su capacidad de retrasar el envejecimiento celular.

Deja un comentario

*