Cómo adelgazar la barriga puede parecer misión imposible, pero no inalcanzable.

Debes tener en cuenta que la grasa abdominal es la más rebelde tanto en hombres como en mujeres, ya que el abdomen es uno de los sitios preferidos por el organismo para acumular las reservas energéticas.

Cómo tener un vientre plano

¿Por qué es tan difícil adelgazar la barriga?

Si quieres saber cómo adelgazar la barriga, toma nota de lo que no debes hacer:

  • Llevar una dieta rica en grasas saturadas y en sal.
  • Consumir de manera habitual alimentos procesados (carbohidratos refinados y azúcares).
  • Abusar de bebidas gaseosas y ricas en azúcares.
  • Llevar una vida sedentaria.
  • Consumir alcohol de manera frecuenta, (por ello se habla de manera coloquial de la ‘barriga cervecera’).
  • Saltarse comidas y luego pegarse atracones para compensarlas.
  • Cambios hormonales asociados a la menopausia.

Otro de los motivos por los que es difícil conseguir un vientre plano podría estar en la propia grasa abdominal.

Según investigaciones realizadas en animales, en la grasa abdominal hay unas células que producen neuropéptidos, unas hormonas que estimulan el apetito.

Estas hormonas dan origen a un indeseable círculo vicioso: cuanta más grasa abdominal tenemos más neuropéptidos se producen, y mayor es nuestra sensación de hambre; en consecuencia, comemos más y ganamos más masa grasa en el abdomen que a su vez produce más neuropéptidos.

Cómo Adelgazar la barriga, algo más que una cuestión estética

Cuando pensamos en cómo adelgazar la barriga, generalmente lo hacemos por motivos estéticos.

Sin embargo, debemos tener muy claro que la grasa abdominal tiene importantes consecuencias negativas para la salud, ya que la grasa visceral genera unos marcadores químicos que se desplazan por el torrente sanguíneo hasta los órganos causando inflamación.

Estos procesos inflamatorios están asociados con la aparición de enfermedades cardiovasculares y metabólicas, como la diabetes.

De hecho, las personas con obesidad abdominal tienen más riesgo de sufrir un infarto o muerte súbita.

Consejos para eliminar  la grasa abdominal

Contamos con tres herramientas fundamentales para combatir la grasa abdominal: la dieta, el ejercicio físico y los tratamientos específicos.

Dieta personalizada

Si queremos reducir o mantener a raya nuestra barriga lo primero que tenemos que hacer es seguir una dieta de proteínas  o, lo que es lo mismo, con la cantidad adecuada de proteínas que tenemos que tomar, pero pobre en grasas e hidratos de carbono.

Dieta proteica para adelgazar rápido

Esta  dieta proteica nos lleva a un estado de cetosis en el que el organismo recurre a las reservas de grasa del organismo para obtener energía ante la falta de hidratos de carbono. Además de ayudarnos a perder peso muy rápido, nos permite conservar la masa muscular.

Ejercicio físico

Para adelgazar la barriga es fundamental realizar ejercicio aeróbico, que es el que nos ayudará a quemar más calorías.

Lo ideal es correr, montar en bicicleta, nadar o hacer remo, incrementando la intensidad poco a poco.

También es importante tonificar el abdomen con ejercicios abdominales, pero estos por sí solos no lograrán producir un gran cambio en nuestra barriga si no conseguimos eliminar la capa de grasa que la forma.

Tratamientos específicos

En ocasiones la dieta y el ejercicio no bastan para eliminar la grasa abdominal y necesitamos el complemento de tratamientos específicos que ayuden a eliminar esa grasa localizada que parece enquistarse.

Entre los tratamientos más eficaces para combatir la grasa localizada, se encuentra la intralipoterapia con Aqualix®, que consiste en la infiltración de una sustancia microgelatinosa biocompatible y reabsorbible, que elimina los pequeños cúmulos de grasa de manera rápida e indolora.

La grasa que se destruye se elimina a través de vía hepática, orina y del sistema linfático, y los resultados se pueden ver desde la primera sesión.

Combinando dieta, ejercicio y tratamientos específicos es más que probable que saber cómo adelgazar la barriga ya no sea una incógnita para nosotros.