La clave es aprender a comer

Puede parecer una tontería, pero muchas veces nuestros kilos de más son el resultado de que no sabemos comer. Sí, sí, como lo oyes: comemos lo que queremos sin saber si es bueno o malo para nuestra salud y no sólo para nuestra estética. E

¿Es eficaz la cronodieta?

Pero… ¿cómo adelgazar comiendo?

Cuando esto sucede, lo primero que aparece es el sobrepeso, lo que muchos especialistas consideran la antesala de la obesidad. Es justo cuando debemos poner freno a esa subida de kilos que acumulamos de forma fácil y sencilla, pero que para deshacernos de ellos tenemos que contar con la ayuda adecuada.

Así, si nuestro IMC se sitúa entre 25 y 29,5 es hora de ponernos manos a la obra y bajar de peso.

Las dietas personalizadas para adelgazar

Las dietas personalizadas son una buena opción y la primera a la que debemos acudir. ¿En qué consisten?

Una dieta personalizada es aquella que nos diseña nuestro equipo de especialistas, compuesto por un médico, un nutricionista y un psicólogo, para que logremos bajar peso de acuerdo con nuestras necesidades.

cenas_light_adelgazar

Una de las primeras cosas que debemos aprender es a comer, siguiendo las pautas que nos dicen nuestros especialistas. Y para eso, podemos seguir estos consejos:

  • Olvídate de los alimentos que se venden en una máquina. En la oficina es fácil pasarse por la máquina y coger cualquier snack rico en grasas trans. En lugar de esto, puedes optar por tomarte una fruta.
  • Sé consciente de que quieres comer bien, de forma sana y saludable. Puedes repetírtelo siempre que te enfrentes a una “tentación”.
  • Recurre a lo verde. Acompaña tus platos de una buena ensalada o de verduras, deja a un lado las patatas fritas, son solo para contadas ocasiones.
  • Utiliza platos más pequeños. Comerás una menor cantidad de comida, pero visualmente no se percibe.
  • Come en compañía. La conversación prolonga la comida y hace que no comas tan rápido, con lo cual te vas saciando poco a poco. Las comidas en familia son un buen aliado.

Información sobre tratamientos para adelgazar

  • No te saltes ninguna comida. Aunque creas que así adelgazarás, es un error. Es mejor optar por cinco comidas menos abundantes que por tres más generosas
  • No pases por la cocina dos horas antes de irte a la cama. Intenta cenar más pronto para que te dé tiempo a hacer la digestión. Recuerda, si es posible, reducir la ingesta de carbohidratos a última hora del día.
  • Prepara los menús de la semana y en función de estos haz la compra. Si no tienes a mano en casa productos poco saludables, no los comerás.
  • Sigue las recomendaciones de tu equipo de especialistas y apóyate en ellos durante todo el proceso de aprendizaje.
  • Recuerda que tienes que conseguir adelgazar poco a poco, por eso no hay que agobiarse.