Si te cuesta resistirte a tu ración de dulce diaria, este artículo te interesa, el chocolate negro, a pesar de ser uno de los alimentos que peor reputación tiene, y de los primeros en ser eliminados de las dietas para adelgazar, si se toma con moderación, puede aportarnos más beneficios que calorías.

Propiedades del chocolate negro

En los últimos años, varios estudios han demostrado que esta mala fama es injustificada, pues son muchas las propiedades saludables del chocolate, sobre todo si es puro.

¿El chocolate negro adelgaza?

El chocolate negro surge de la mezcla de la masa y la manteca de cacao, que es rico en grasas (40%-50%), pero también tiene un alto contenido en fibra, vitaminas del grupo B y minerales (magnesio, potasio, manganeso y zinc).

El problema es cuando al cacao, que de por sí es muy amargo y cuesta comerse solo, se le añaden grandes cantidades de azúcar o leche entera, lo que incrementa todavía más su cantidad en grasa y calorías.

Se recomienda comer chocolate negro que tenga un contenido de cacao superior al 70%

Por ello, se recomienda comer chocolate negro que tenga un contenido de cacao superior al 70% y evitar siempre el chocolate con leche y el chocolate blanco.

Si echamos un vistazo a sus propiedades, no es de extrañar que el nombre botánico del cacao sea Theobroma cacao, que significa alimento de los Dioses.

Para empezar, comer chocolate negro mejora nuestro estado de ánimo y nos hace sentir mejor debido a su alto contenido en feniletilamina, una sustancia estimulante de la familia de las anfetaminas que nos hace experimentar una sensación de bienestar.

Comer chocolate negro mejora nuestro estado de ánimo por su contenido en feniletilamina

Beneficios del chocolate negro

Previene el envejecimiento

El cacao puro también es rico en flavonoides, antioxidantes que combaten los radicales libres, previenen el envejecimiento y el desarrollo de enfermedades cardíacas.

Nos mantiene activos

El chocolate negro es rico en alcaloides, también presentes en el té y el café, que estimulan el sistema nervioso central y nos hacen estar activos y alertas.

Es bueno para el cerebro

Por último, el cacao negro podría estimular las capacidades cognitivas y tome nota, aunque sea meramente anecdótico: un estudio publicado en 2012 en The New England Journal of Medicine concluyó que los países en los que más chocolate se consume son los que más premios Nobel han recibido.

¡Cuidado con las cantidades!

El cacao tiene un alto valor calórico, ya que está compuesto hasta en un 50% por grasa vegetal, principalmente monoinsaturada, por tanto, este, entra dentro del grupo de alimentos con grasas saturadas.

Además, a las calorías que aporta la manteca de cacao, hay que sumar las del azúcar añadido: dos cuadraditos de chocolate (30 gr) pueden tener más de 15 gramos de azúcar. Por esto el chocolate es uno de los primeros alimentos que desaparecen de las dietas de adelgazamiento.

Sin embargo, enmarcado en una alimentación saludable, el chocolate negro puro y bajo en azúcar no tiene por qué engordar, siempre que lo combines con una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio físico regular.

Perder peso comiendo chocolate negro

De hecho,  el chocolate negro hasta puede reducir la masa corporal, así lo demuestra un estudio realizado por especialistas de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos), quienes analizaron cómo influía el consumo de chocolate en 1.000 personas que realizaban ejercicio de manera frecuente (tres o cuatro veces por semana).

La conclusión fue que las personas que comían chocolate al menos dos veces por semana tenían un índice de masa corporal más bajo.

En otra investigación, las personas que incluyeron el chocolate negro en una dieta baja en hidratos de carbono perdieron peso un 10% más rápido que los que no lo incluyeron.

banner_peso_saludable

El chocolate negro reduce el apetito

Otros estudios indican que comer chocolate 20 minutos antes y cinco minutos después de comer y cenar puede reducir el apetito un 50%, ya que produce sensación de saciedad y controla los picos de insulina, que son los que desencadenan la sensación de hambre.

Esto ya es importante por sí solo, pero si le sumamos que disminuye las ganas de comer alimentos grasos en general, incluir el chocolate negro en la dieta, parece más que justificado.

Por lo tanto, integrado en una alimentación equilibrada, el consumo moderado de chocolate negro es una realidad, pues puede ayudarnos a controlar el apetito, hacernos sentir activos y por tanto perder peso.