Preparar cada día cenas ligeras para adelgazar es posible si le prestamos la atención que merece, a pesar de que al final del día estemos cansados para cocinar y prefiramos recurrir al picoteo en ocasiones, descontrolado.

Y este no es el único error que solemos cometer durante la cena, pues, en ocasiones nos pegamos el gran atracón por la noche para compensar un desayuno y una comida deficientes o, por el contrario, no cenamos convencidos de que así conseguiremos adelgazar más.

Cenas para adelgazar

5 ideas de cenas ligeras para adelgazar

Pero una cena rica y saludable no está reñida con nuestro objetivo de perder peso. La cena nos puede ayudar a adelgazar siempre y cuando sea ligera y no contenga alimentos ricos en grasas y azúcares, que tienen más posibilidades de ser almacenados en forma de grasa.

Las cenas ligeras para adelgazar deben ser ricas en proteínas, como el pescado, el marisco, el pollo, el pavo y los huevos, y es preferible que los cocinemos a la plancha, al horno y al vapor, evitando siempre los fritos, rebozados, empanados y las salsas. Cenar solo fruta tampoco es una alternativa a la recurrir de manera habitual.

Cuanto más tarde cenemos menos calorías quemaremos hasta la hora de acostarnos

Si queremos adelgazar, la hora a la que cenamos también es importante, cuanto más tarde cenemos menos calorías quemaremos desde la cena hasta la hora de acostarnos y si hemos consumido alimentos ricos en grasas o glucosa lo más probable es que se almacenen en forma de grasa en nuestro organismo. Por ello es recomendable cenar hasta tres horas antes de irse a dormir.

A continuación te presentamos 5 excelentes recetas de cenas ligeras para adelgazar:

Crema de brócoli

Ingredientes:

  • 450 gramos de brócoli
  • 1 vaso de leche (desnatada)
  • Aceite de oliva virgen
  • Nuez moscada
  • Pimienta
  • Sal (opcional)

Cocer el brócoli, preferiblemente al vapor, durante unos 3 minutos, añadir los ingredientes uno a uno y pasar la batidora para unificar la mezcla.

Podemos añadir a la crema, para que sea una cena más completa y nutritiva, unas cucharadas de quinoa, o complementarlo con un filete de pescado blanco.

Sopa de apio

Ingredientes:

  • 600 gramos de apio
  • 4 zanahorias
  • 2 litros de agua
  • Jengibre en polvo
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Zumo de limón
  • Perejil

Lavar, pelar y cortar el apio y las zanahorias y ponerlas a hervir durante 40 minutos. Una vez que estén blandas se escurren y se reserva el agua en la que hemos hervido. Triturar el apio y las zanahorias, añadiendo poco a poco el agua que habíamos reservado. Añadir después la pimienta, la sal, el perejil, el zumo de medio limón y el jengibre. Dejar reposar 15 minutos antes de servir.

Para aumentar el valor nutricional del plato y que aportar proteínas de calidad, podemos añadirle a la sopa un huevo escalfado o huevo cocido.

Ensalada de espinacas y pavo

Ingredientes:

  • 50 gramos de espinacas
  • 1 pechuga de pavo troceada
  • 2 dientes de ajo picados
  • Sal (opcional)
  • Aderezar con una cucharada de vinagre de manzana y otra de aceite de oliva

Revuelto de setas y verduras (para 4 comensales)

Ingredientes:

  • 400 gramos de setas variadas
  • 2 zanahorias
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 4 huevos
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Sal (opcional)

Limpiar y cortar las setas, y pelar y trocear las zanahorias, el calabacín y la cebolla. Pochar todas las verduras con un poco de aceite y cuando estén casi en su punto añadir el ajo, las setas, la sal y la pimienta. Dejar que se evapore el agua que eliminan las setas y luego añadir los huevos removiendo hasta que cuajen.

Cenas light para adelgazar

Pechuga de pollo a la plancha con limón (para 4 personas)

Ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo
  • Aceite de oliva
  • Zumo de un limón
  • 3 dientes de ajo
  • Perejil
  • Sal (opcional)
  • Pimienta

Salpimentar las pechugas y macerarlas en un recipiente hondo con el aceite de oliva, el zumo de limón, el perejil y los ajos picados. Calentar una sartén o la plancha y cocinar las pechugas hasta que estén doradas.

Acompañar las pechugas con una guarnición de verduras que podemos cocinar a la vez que la pechuga. (Champiñones, cebolla, pimiento…)

Con estas sencillas recetas, ya no tienes excusa para hacer cada día tus cenas ligeras para adelgazar.

Deja un comentario

*