Cómo acelerar el metabolismo

Las personas que están más delgadas suelen tener el metabolismo más rápido que las que tienen sobrepeso u obesidad. Y es que el metabolismo es todo el proceso por el que los alimentos que tomamos se convierten en la energía que necesita nuestro organismo para funcionar. Por eso, cuanto más rápido es el metabolismo, más calorías se queman.

Infografía grados de obesidad

Perder los kilos que se van acumulando

Se sabe que a medida que vamos cumpliendo años el metabolismo se va volviendo más lento y esa es una de las razones por las que se van acumulando kilos de más. Así, confirme aumenta la grasa corporal, el metabolismo se hace más lento.

Activar el metabolismo

No obstante, el metabolismo se puede ir modificando poco a poco para que sea más activo, queme más calorías y se pueda bajar de peso. Debes tener en cuenta que tienes que empezar bien el día con un buen desayuno que te aporte la energía necesaria para afrontar la jornada.

Las calorías que obtienes en el desayuno te servirán a lo largo del día. Por eso, tu desayuno debe incluir una parte de proteínas, hidratos de carbono y grasas saludables. Dedica tiempo al desayuno. Olvídate de un café con leche tomado deprisa y corriendo mientras vas al trabajo.

Las proteínas deben seguir siendo tu fuente de energía sobre todo en las comidas principales. Combínalas con una ensalada o con unas verduras a la plancha y ten en cuenta la gran variedad de carnes y pescados ricos en proteínas.

Información sobre tratamientos para adelgazar

Entre horas puedes tomar algún lácteo, como un yogur desnatado o queso fresco desnatado, ya que el calcio ayuda a metabolizar la grasa de forma eficiente.

Además, debes ser más activo e incluir el deporte en tu rutina diaria, ya que construirás músculo y con más masa muscular tu metabolismo será más rápido.

Come bien, de forma sana y lo más natural posible. El agua debe sustituir las bebidas azucaradas, y limita el consumo de azúcar y alcohol.

Intenta saber lo que comes y hazlo siempre en un horario más o menos regular. De esta forma, podrás hacer una buena selección y sabrás las calorías que vas comiendo. En función de éstas, podrás planear tu actividad física. Y, recuerda, lo importante es sentirte bien y activo.

Deja un comentario

*