Los beneficios del tomate y cómo incorporarlo en una dieta saludable

Aunque la mayoría de la gente piensa que el tomate es una verdura, en realidad  el tomate se trata de una fruta con extraordinarios beneficios para la salud. Es además de una fruta muy versátil que puede integrarse en la dieta de manera fácil y sabrosa, tanto en platos fríos como calientes.

Greek Mediterranean salad with feta cheese, tomatoes and peppers. Mediterranean salad. Mediterranean cuisine. Greek cuisine.

  • El 90%  del tomate está compuesto por agua y el resto corresponde a fibra e hidratos. Es rico en carotenos (betacaroteno, luteína y licopeno), sustancias antioxidantes que protegen el organismo y previenen el envejecimiento celular. El color rojo se debe precisamente al licopeno, un antioxidante que según algunos estudios puede ayudar a prevenir el cáncer de próstata y de páncreas. Por ello, cuanto más rojo sea el tomate, mucho mejor.
  • El tomate también es rico en ácido fólico, vitaminas A, B, C, E y K, y minerales, como calcio, fósforo, magnesio y potasio. Otra ventaja de esta fruta es que tiene un bajo contenido en sodio, por lo que es un alimento ideal para quienes tienen que controlarlo debido a la hipertensión arterial, y es muy rica en fibra, lo que significa que nos ayuda a mejorar el tránsito intestinal.
  • Si a todo esto le sumamos el hecho de que tiene muy pocas calorías, el tomate se convierte en el alimento ideal para incorporar en una alimentación equilibrada o una dieta para adelgazar. Y es que un tomate mediano (120 gramos) no supera las 20 calorías.

Información sobre tratamientos para adelgazar

¿Cuáles son las mejores maneras de incorporarlo en la dieta?

Aunque puede incluirse en prácticamente cualquier plato, las mejores formas de tomarlo en una dieta de control de peso son:

  • Ensaladas. El tomate se puede incorporar fácilmente a cualquier tipo de hojas y es fácil de combinar con la mayor parte de los ingredientes tradicionales de la ensalada. Si además le añadimos grasas saludables, como aguacate o aceite de oliva, aumenta la capacidad del organismo para absorber los carotenos del tomate.
  • Gazpacho. Esta tradicional receta no hace más que reunir las enseñanzas sobre salud y nutrición de la sabiduría popular: tomate, pimiento, pepino, apio, pimienta, ajo, cebolla, aceite de oliva… Todos estos ingredientes aportan importantes vitaminas, minerales y antioxidantes beneficiosos para la salud. Además, el gazpacho es muy saciante y tiene muy pocas calorías, por lo que es ideal para el control del peso.
  • Zumo. Aunque de esta manera pierde la mayor parte de la fibra, lo cierto es que el tomate es fácil de combinar en zumos con otras verduras, como el apio, el pepino o el pimiento, conservando todas sus vitaminas y minerales. De esta manera, además de tener una bebida sabrosa y refrescante obtenemos un espectacular cóctel de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Deja un comentario

*