¡Adelgazar en verano es posible!

Con la llegada del verano cambian muchas de nuestras rutinas. El sol y el buen tiempo nos invitan a estar más activos, pero no solo en lo deportivo, sino también en lo social, y esto es lo que puede complicar un poco nuestro objetivo de adelgazar en verano. Cañas con amigos, tardes de terrazas, visitas al chiringuito… ¡No dejes que todo esto se interponga entre tú y tu peso ideal!

consejos_perder_peso

Perder peso en verano es posible si comemos con cabeza

Debemos aplicar el sentido común y seguimos algunas recomendaciones:

  • Olvídate de las dietas milagro. Este tipo de dietas para adelgazar que nos dicen que si la dieta de la manzana, del plátano, de la alcachofa… En verano es habitual encontrarse con decenas de dietas milagrosas que prometen perder 5, 10 o 15 kilos en apenas unos días. Este tipo de dietas restrictivas basadas en un solo alimento o grupo nutricional te harán perder algunos kilos rápidamente, pero será a costa de tu masa corporal y, lo que es más importante, poniendo en riesgo tu salud.
  • Tómate unas vacaciones… también del alcohol. Las bebidas alcohólicas son la principal fuente de calorías vacías. Date unas vacaciones del alcohol y pásate a las bebidas sin. Prepárate refrescos caseros: agua con limón, zumo de tomate, agua con frutas…
  • No todas las ensaladas son saludables. Alimentarse a base de ensaladas no garantiza en absoluto que vayamos a adelgazar. De hecho, si no controlamos los ingredientes y aliños, algunas ensaladas pueden resultar bastante calóricas. Tienen que tener una base vegetal (brotes tiernos, tomate, maíz sin azúcar añadido, zanahoria, pepino…) y si las vamos a consumir como plato único debemos añadirle alguna proteína e hidrato de carbono: legumbres, quinoa, pasta o arroz integral, atún, salmón… También podemos añadir algún alimento rico en grasas saludables (frutos secos crudos o tostados, aguacate) y que el aliño sea AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra).

Información sobre tratamientos para adelgazar

  • El agua, lo mejor para apagar la sed. La oferta de bebidas carbonatadas y batidos se multiplica en verano. Sin embargo, son bebidas que aportan mucha azúcar y calorías, y que tienen un bajo valor nutricional. Recuerda que el agua es la mejor bebida para mantenerse hidratado sin acumular calorías. Además, te ayudará a regular tu temperatura corporal en los días más calorosos y a eliminar los deshechos a través de la orina.
  • Actívate y muévete. Aprovecha el buen tiempo para hacer deporte al aire libre: te ayudará a conectar con tu entorno, motivarte y darle un empujón en la pérdida de peso. No pierdas la oportunidad de hacer unos cuantos largos cuando estés en la piscina o de nadar en el mar, que requiere un mayor esfuerzo y consumo de energía. Otras actividades que pueden ayudarte a perder peso son el remo, la bicicleta, el patinaje, caminar a buen ritmo o correr.

Deja un comentario

*