¿Es posible adelgazar de forma constante con obesidad mórbida?

Tu IMC se sitúa por encima de los 40, lo que hace que esos kilos de más se conviertan en un serio problema para tu salud. No es solo una cuestión de que no te puedes poner la ropa que quieres o no puedes hacer una vida normal, caminando, subiendo unas escaleras, yendo a la compra, jugando con tus hijos…sino que además, estás en un riesgo elevado de tener diabetes o tener una enfermedad cardiovascular (infarto de corazón, insuficiencia cardiaca, ictus) e incluso un mayor riesgo de cáncer que las personas con un peso correcto.

adelgazar_50_kilos

Solución a la obesidad

Una solución a tus problemas de obesidad puede pasar por la gastrectomía tubular. Pero antes de decidirte, debes consultar con un equipo de especialistas, compuesto por un médico, un nutricionista y un psicólogo que te ofrecerán las distintas alternativas de tratamiento que hay para hacer frente a tu problema.

La gastrectomía tubular se engloba dentro de la cirugía bariátrica. Con ella se adelgazan los kilos de más y esa pérdida de peso se consigue mantener a lo largo del tiempo gracias a la adopción de unos hábitos de vida saludables.

La gastrectomía tubular

La gastrectomía tubular se puede hacer por cirugía abierta o por laparoscopia y consiste en quitar más del 75% del estómago que se pueda, convirtiéndolo en una especie de tubo, por eso, se llama estómago tubular.

En dos o tres de días puedes volver a casa, pero recuerda que recuperar tu vida te costará un poco más. Pero tranquilo, en todo el proceso te acompaña tu equipo de especialistas, donde te irán dando las pautas adecuadas para que te vayas adaptando a tu nuevo estómago y, lo que es más importante, a tu nueva vida.

Información sobre reducción de estómago

Está claro que la adopción de hábitos de vida saludables para adelgazar empezarán poco a poco, donde la dieta será la que prime. Irás incorporando los alimentos según los paute tu especialista, pero irás comiendo según vayas tolerando.

A la hora de hacer ejercicio, la situación no variará mucho, ya que debes empezar sin prisa y con unas metas fáciles de alcanzar. Date cuenta de que llevas tiempo anclado en el sedentarismo, con lo cual no se puede cambiar de la noche a la mañana. Por eso, debes seguir las recomendaciones de un especialista en actividad física, que te diseñará una tabla de ejercicios adaptada a tus necesidades. Empezar caminando siempre es una buena opción. Una vez que hayas iniciado el ejercicio busca el deporte que más te guste, porque de esta forma lo podrás adaptar a tu vida diaria.

Ahora ya podrás hacer los mismos planes que tu familia y amigos sin fatigarte ni pararte. Ir de compras o ir a tomar algo no será un suplicio, sino que se convertirá en una agradable actividad.

En definitiva se trata de ganar en salud y en felicidad por disfrutar de los pequeños y grandes placeres que nos brinda la vida.

Deja un comentario

*