La dieta proteica para adelgazar

Cada vez te cuesta más adelgazar y ves que esos kilos se están acumulando en ciertas zonas, como el abdomen, que además de afear la figura suponen un factor de riesgo cardiovascular, sobre todo la grasa de alrededor de la cintura. Has intentado varias dietas para adelgazar por nuestra cuenta: la que ha hecho la vecina del quinto, la prima de tu compañera de trabajo o uno de tus primos… y ninguna funciona.

dieta_proteinada_deporte

Ya es hora de ponerte en manos de un equipo de especialistas para terminar con tu sobrepeso y evitar el riesgo de convertirte en una persona obesa.

La dieta proteinada pueden ser una buena solución, siempre y cuando estén diseñadas y prescritas por especialistas. Además, si añades e incorporas el ejercicio a tu rutina diaria verás mucho antes los progresos.

Hacer ejercicio con la dieta proteinada

De hecho, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Illinois y que se ha publicado en la revista científica Nutrition demostró que las mujeres que seguían una dieta baja en calorías y alta en proteínas, y que hacían ejercicio de forma regular, perdían más grasa y menos músculo que las que tomaban las mismas calorías pero provenientes de los hidratos de carbono. Y es que cuando se combina la dieta proteinada con el ejercicio físico se mejora la composición corporal; es decir, nuestro cuerpo recupera el aspecto perdido.

Información sobre tratamientos para adelgazar

A la hora de iniciarnos o recuperar la práctica deportiva, debemos ir poco a poco. No podemos apuntarnos a todas las carreras populares que veamos porque antes debemos estar preparados para ellas. No se puede pasar de 0 a 100 en dos días, hay que llevar un entrenamiento pautado y de acuerdo con nuestras necesidades.

Por eso, nuestro equipo de especialistas nos ayudará a encontrar el asesoramiento adecuado para que nuestro plan para adelgazar (dieta proteinada) y nuestro plan para ponernos en forma (ejercicio físico), vayan de la mano. Los especialistas nos enseñarán a comer y a movernos, incorporando estos dos hábitos de vida saludables a nuestra rutina diaria para que se conviertan en una forma de vida y no en una carga pesada. Ver los logros conseguidos y saber que nos sentimos mejor son la mejor garantía para seguir adelante.

Deja un comentario